Cientos de personas le dijeron "no" a los tarifazos
Raúl Ortega trabaja en la Universidad Nacional de Salta. Es personal técnico. Con su esposa y dos de sus cinco hijos pequeños se acercaron anoche a la plaza 9 de Julio con silbatos y ollas. Los cuatro integrantes de la familia marcharon en el centro junto a centenares de vecinos que adhirieron a la convocatoria nacional de un "ruidazo" contra el aumento en las tarifas de luz, agua y gas.
"Vine porque no puedo pagar, no llegamos ni a mitad de mes. Pagaba entre $300 y $400 de luz y ahora me vino $1.000", aseveró el hombre junto a su familia.
“Los salteños tenemos que despertar del letargo y no dejar que nos sigan poniendo la pata sobre la cabeza. La convocatoria me gusta. Soy artesana. Pagaba $200 de gas y me vino $1.800. No deberíamos tolerar ni un 25% de aumento” Angélica, artesana
El que no alcanzó a llevar las ollas a la plaza se hizo eco del reclamo con lo que pudo. Incluso las palmas sirvieron para expresar la disconformidad hacia una medida económica que golpea el bolsillo de los ciudadanos del país. También hubo banderas argentinas y carteles con frases como: "No al tarifazo", "Macri tu pobreza no es 0, es de varios ceros" o "Macri igual a hambre".
La marcha se inició a las 20, con un grupo que caminó y cantó alrededor de la plaza principal. Dieron tres vueltas completas. Había unas mil personas de diferentes sectores sociales: agrupaciones políticas, vecinos autoconvocados, profesionales, algunos dirigentes, jubilados, jóvenes y turistas. Muchos llevaron a sus hijos, que también acompañaron el "ruidazo" nacional.
“Me llegó una boleta de gas de $3.600 y somos 4 personas. Estoy indignado, es un disparate. Además en mi familia tengo tres personas que trabajan en el Estado y fueron cesanteados” Pablo, empleado estatal
Cristina hizo un descanso en la marcha y se quedó a un costado de la calle. Mientras observaba el avance de la movilización, le contó a El Tribuno que es jubilada, de la zona norte, y que se sumó para expresar su descontento. "Las tarifas son impagables. A los jubilados nos dieron un 10% de aumento con el que ni siquiera podemos cubrir los remedios o gastos indispensables. Y, ahora, se suman estas tarifas. Se hace difícil", contó.
Más adelante marchaba otra jubilada, en el medio de la caravana. Cristina golpeaba con determinación dos botellas de plástico vacías y de su cuello colgaba un cartel que decía "No al tarifazo". "Vine porque esto no puede ser. Este impuestazo y tarifazo no se puede pagar ni avalar", afirmó a El Tribuno.
Carlos vive en Vaqueros y es empleado del Estado. También marchó ayer. Comentó que la boleta de gas le vino por un total de $3.800. "Somos cuatro personas en casa. Me parece una barbaridad. Es una locura el aumento", señaló.
Los turistas que estaban en el centro también se sumaron. Mario Mendoza, de La Pampa, destinó algunos minutos de su paseo para participar de la marcha. "Estoy convencido de que los aumentos han sido muy desmedidos", le dijo a El Tribuno.

Los dirigentes

“Vivo en La Pampa pero mi familia está aquí. Creo que hay una gran movida por generar confusión entre lo que es verdadero y lo que no. Estoy convencido de que los aumentos fueron muy desmedidos” Mario, docente
El diputado provincial Claudio del Plá marchó junto a los jóvenes del Partido Obrero. Manifestó: "Pedimos anulación del tarifazo, abrir los libros de las compañías y barajar y de dar de nuevo porque los servicios son públicos". Sobre la convocatoria, sostuvo: "Me parece muy importante porque es una reacción legítima frente a un verdadero robo. El tarifazo es impagable para la mayoría".
El secretario general de AMET, Eloy Alcalá, dijo que esperaba ver a más docentes en la marcha porque "esta es otra manera de defender el salario" y consideró que "un gobierno que no responde a la gente que lo eligió está cometiendo un grave error".
Justino Ustares, referente de los profesionales del hospital Materno Infantil, también se acercó a la marcha. "A todos los sectores los afectó el aumento. Tenemos que tener acceso a los servicios", sostuvo.

Elevarán petitorio

La abogada Virginia Singh, de la agrupación Ateneo del Pueblo, participó de la marcha. "La convocatoria es muy buena porque es transversal a todos los sectores", expresó. El Ateneo está juntando firmas para elevar un petitorio para que la Corte Suprema de Justicia de la Nación considere dar marcha atrás con los topes confirmados por el Gobierno nacional.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...