Dicen, repiten e insisten en que la causa contra el suspendido juez federal de Orán, Raúl Reynoso, por el supuesto cobro de coimas a narcotraficantes a través de una red que él habría liderado, "es política y está armada". Ayer, los abogados Daniel Luna, Federico Magno, Carlos Mariano y Arsenio Gaona entregaron copias de documentación de la causa a periodistas.
"El fiscal federal 2 de Salta, Eduardo Villalba, incurre en un incumplimiento de deber de funcionario público ya que no imputó a Cabezas, Rivas Vázquez ni Britez a pesar de que ellos habían confesado un delito: el pago de coimas. El fiscal no hizo nada", aseguró Luna.
Los abogados aseguraron que los fiscales que acusan a Reynoso "necesitan los testimonios de Cabezas, Rivas Vázquez y Britez para sostener la génesis de la denuncia. Estas personas son el sustento de la denuncia para la causa diagramada, por eso no las meten presas".
“Necesitamos que la causa recaiga en manos del juez federal Miguel Medina. Descreemos de Bavio, de los fiscales. Tenemos que estar esperanzados a pesar de todo. Tenemos que creer en la Justicia”, finalizaron los letrados."Hay un cúmulo de factores que influyeron. La intención (del kirchnerismo) era captar los votos que había dejado Massa, el 20%. Destituir a Reynoso con un escándalo significaba captar votos. Además existe una enemistad manifiesta entre Reynoso y el fiscal José Luis Bruno. Allí está la verdadera usina de las denuncias", manifestó.
"La causa contra Reynoso se basa en dichos de café, comentarios, rumores. La causa se está desintegrando, haciendo agua. Lo de Piumato fue una farsa", agregó.
"En las declaraciones de los empleados del Juzgado Federal de Orán no se compromete a Reynoso. No hay irregularidades", dijo el abogado Carlos Mariano.
"Es descabellado decir que Reynoso daba libertades a cambio de coimas. Las libertades no dependían solo de él. Las resoluciones llegaban antes a la Cámara. Entonces, ¿la Cámara también estaba en connivencia?", añadió.
A contramano
Los abogados hicieron hincapié en que la causa está "hecha a contramano" porque "una causa comienza con un hecho delictivo, la noticia criminis, luego la Justicia que investiga y valora las pruebas. Si estas comprometen al sospechoso, lo imputa. Pero aquí todo se hizo al revés, hay un hecho y la imputación. Es evidente la necesidad de destituir a Reynoso. Ahora se viene una denuncia por lavado".
El abogado imputado Arsenio Gaona expresó que "el 28 de enero Bavio tiene que volver a ser secretario, se termina su subrogancia. No debe ser bonito ser prácticamente dueño de la empresa y tener que transformarse en empleado. Armó todo esto para que lo tengan en cuenta. No tiene condiciones para ser juez federal. Entonces hay que destituir a alguien para que quede un sillón vacío".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...