Destrabaron el pago a fondos buitre
Tal como se esperaba, la Cámara de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York levantó ayer miércoles las restricciones que pesaban sobre la Argentina para cumplir con sus compromisos de deuda, por lo que de esta manera el país regresará a los mercados internacionales.
Tras un breve cuarto intermedio, los tres magistrados de la Cámara de Apelaciones establecieron que el juez Thomas Griesa debe velar por los fallos necesarios, para que la Argentina cumpla con los compromisos y condiciones de los acuerdos, según se informó.

Final del default

De esta manera, la Argentina procederá a realizar una colocación de deuda, por hasta
US$ 15.000 millones, con el fin de terminar con el capítulo del default.
Los jueces tomaron la decisión en respuesta a una apelación presentada por los acreedores de Argentina tras una audiencia de cerca de una hora y media en los tribunales federales del sur de Manhattan.
"Confirmamos la decisión del tribunal de primera instancia", dijo el magistrado Christopher Droney, en referencia a la orden del juez Thomas Griesa del 2 de marzo en la que levantó bajo condiciones medidas contra Argentina que le impedían pagar a bonistas que entraron en sus canjes de deuda de 2005 y 2010, así como acceder a los mercados financieros internacionales.
La decisión busca facilitar que el país avance en su oferta lanzada en febrero y aceptada ya por el 90% de los demandantes que no habían aprobado esas reestructuraciones y recurrieron a la Justicia para exigir el pago completo de los títulos en default.

Un día antes

La crucial audiencia tuvo lugar un día antes del vencimiento del plazo fijado entre Argentina y los principales acreedores, los fondos buitre NML Capital y Aurelius, para pagarles 4.653 millones de dólares a cambio de cerrar las demandas judiciales.
El tribunal, formado por tres magistrados vestidos con togas negras, escuchó por más de una hora los argumentos de los holdouts y también de la Argentina. El abogado de los pequeños bonistas que no entraron en el canje dijo que "Argentina ha rechazado negociar con nosotros". "Necesitamos la protección de las cautelares" y se mostró en contra del levantamiento del bloqueo.

Festejo argentino

La decisión fue celebrada por la delegación argentina en Nueva York, que ahora se alista para conseguir el dinero para saldar las deudas en un litigio que lleva más de una década.
En una elegante sala abarrotada de abogados, representantes de bonistas y unos pocos periodistas, un centenar de interesados tuvo que conformarse con mirar la audiencia en un salón en otro piso por pantalla gigante y tras un receso de 10 minutos, se ratificó la orden de Griesa. Esta estipulaba que levantaría las cautelares cuando el Congreso argentino derogara la ley cerrojo y de pago soberano y cuando pagara los preacuerdos de febrero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...