Mientras que se declaró la emergencia mundial por el virus del Zika, hay alerta por el dengue y el chikungunya y desde los distintos organismos se realizan intensas campañas para evitar la proliferación del mosquitoaedes aegypti; elhospital San Bernardoaún no tomó las medidas esenciales, como el descaharrado y limpieza, para evitar la transmisión de estas enfermedades.
En algunos sectores del nosocomio se puede ver una gran acumulación de basura: hierros, camillas, escritorios, todo al aire libre, expuestos para la acumulación de agua ante las abundantes lluvias y el calor. Es decir, el escenario ideal para que el mosquito transmisor continúe reproduciendo.
En estas últimas semanas la Provincia, el municipio y otros organismos lanzaron campañas para prevenir estas enfermedades; sin embargo, el hospital San Bernardo, un lugar donde debería primar la higiene, se convirtió en un criadero para el aedes aegypti.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...