El registro que quiere hacer la Municipalidad de Salta no convence a los carreros
"Los muchachos tienen miedo con lo que pueda pasar y saben que en el fondo, la única finalidad de estas cosas (por el registro) es para sacarnos los carros y los caballo". Con estas palabras se refirió Freddy Flores, de la Agrupación de Carreros Salteños, al registro que impulsa la Municipalidad de Salta de las familias que trabajan en carros tirados por caballos.
Mediante un parte de prensa, desde el municipio se informó que desde enero próximo comenzaría a realizarse el registro de carreros. "Las personas que trabajan con carros a tracción animal deberán registrarse en los CIC de la ciudad para recibir contención social y obtener un turno para realizar un control de salud de los caballos que utilizan", señala el parte.
Luego informa que se darán cursos para los carreros en la escuela de Artes y Oficios. Además habrá un relevamiento social para detectar casos de desnutrición, exclusión escolar, problemas de adicciones y casos de violencia.
Sobre los caballos se realizará un examen clínico para luego emitir un certificado de salud que determinará si el equino se encuentra en condiciones o no y si necesita un tratamiento. El tercer punto del censo se abocará a las condiciones de los carros para saber si se encuentran apto para circular por la ciudad. El análisis de los caballos se iniciará en marzo.
La palabra de los carreros
Freddy Flores se mostró sorprendido y aseguró que ellos no fueron informados oficialmente sobre la realización del registro. "Nadie del Ejecutivo municipal nos llamó y nos explicó bien como se va a hacer el empadronamiento", le dijo a El Tribuno.
Sobre este punto, el representante de los carreros dijo que tienen miedo, porque en Santa Fe también se convocó a un empadronamiento. "Cuando fueron los carreros le pusieron un chip a los caballos y luego hubo un operativo, en donde sacaron más de 60 caballos", señaló.
Flores también contó que constantemente son presionados por proteccionistas. "Ellos hablan a nombre de la intendencia y ofrecen un montón de cosas si la gente deja los carros", aseguró.
La actividad
De acuerdo a los registros que tienen los carreros, en la ciudad hay alrededor de 450 carros y las personas que trabajan en esta actividad suman unos 800. A diario salen a juntar chatarras, fierros, venden sal, frutas y verduras y huevos.
"Por la crisis que se vive hay más personas trabajando. Y yo prefiero que estén arriba de un carro a que sean presa fácil del narcotráfico o salgan a robar", afirmó Flores.
El representante carrero también contó que pidieron a la Municipalidad que les construyan un taller metalúrgico y otro de carpintería, para que trabajen allí los jóvenes que son carreros y nunca hubo respuesta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...