El viaje que debía ser para recomponer la pareja fue un infierno
La violencia de género no tiene fronteras ni tiempos. A principios de mes una pareja de novios decidió viajar a Brasil para intentar recomponer la relación que llevaba tres años. Nada le hizo pensar a ella que las vacaciones de verano podrían convertirse en un infierno.
"Estábamos peleados pero hablamos de que supuestamente iba a unirnos más conocer otros lugares", expresó Alexandra García en diálogo con El Tribuno.
Así iniciaron el viaje con dos amigos. Pero el día antes de emprender el regreso al país, su novio, Roberto Daniel Arancibia, se mostró violento y celoso mientras estaban en la playa. Tras una fuerte discusión, él -que es profesor de sipalki y practica MMA- comenzó a golpearla en el trayecto al hotel, delante de sus amigos y con el auto en movimiento.
"Me escondí en la playa para evitar los golpes", contó.
Él la esperó en el alojamiento y apenas abrió la puerta, la tomó del cabello y la golpeó brutalmente hasta que sus desgarradores gritos de dolor alertaron a gente de la zona que acudió en su defensa.
Alexandra García VÍCTIMA DE VIOLENCIA "Después de dos días recién pude volver a comer. Ahora me siento un poco más tranquila. Espero que él vaya preso".
"No había forma de que me soltara, me pateó, me pegaba en la cara, hasta que ingresaron unas personas a salvarme".
Ella se desmayó y debió ser internada en un hospital de Brasil. "Me dieron el alta al otro día, no entendía nada y me dolía la cabeza. Encima, como no tenía dinero, tuve que volverme con él y los dos chicos en el auto", relató.
"Fue desastroso, me sentía muy sola. Él hablaba como si nada hubiese pasado, y cuando quedábamos solos me amenazaba", dijo.
El viernes último, a las 2.30, llegaron a Salta. Ella fue a la comisaría de San Remo "y después de casi rogarle al agente Daniel Alberto Yapura, me tomó la denuncia; no quería hacerlo porque me decía que las mujeres van, hacen la denuncia y después la levantan".
"Estaba redesanimada, pensaba que todo iba a quedar impune, por eso lo hice público por el Face y luego hablé con la prensa. Eso agilizó todo, me llamaron de Derechos Humanos y hoy fue a la Ciudad Judicial", añadió Alexandra.
Anoche debía ir al Sistema 911 para recibir un botón antipánico y a su agresor ya le prohibieron que se acerque a ella.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...