Encuentran en una valija el cuerpo de una mujer desaparecida desde el sábado

El cadáver desnudo de una mujer que estaba desaparecida desde el sábado fue encontrado hoy dentro de una valija abandonada en un volquete en la localidad bonaerense de Quilmes Oeste, informaron fuentes policiales.
La víctima, identificada por la Policía como Diana Rivero (34), fue reconocida esta tarde por su concubino en la morgue judicial quilmeña donde se realizaba la autopsia para determinar la mecánica y la data de la muerte.
El hecho fue descubierto esta madrugada, alrededor de la 1.30, en la esquina de avenida Lamadrid y la calle Profesor Pizzurno, junto a un baldío y a metros de la capilla de la denominada villa Los Eucaliptos, en el límite entre Quilmes Oeste y Bernal Oeste, en el sur del conurbano.
De acuerdo a los voceros, un cartonero que revisaba la basura dentro de un volquete de metal negro colocado junto al cordón de la vereda de la avenida advirtió que dentro de una bolsa de consorcio de grandes dimensiones había una valija con un bulto.
El hombre abrió la maleta, encontró el cadáver de una mujer y pidió ayuda a los vecinos que de inmediato llamaron al número de emergencias 911, dijeron los informantes.
Las fuentes señalaron que al lugar arribó primero un móvil del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de Quilmes y luego personal de la comisaría 3ra. de ese partido y constataron la existencia del cadáver.
Un jefe policial explicó que en una primera revisión médica del cuerpo se estableció que estaba desnudo y pertenecía a una mujer joven y con cabello rubio y crespo.
Además, los peritos observaron que la mujer presentaba dos tatuajes: una rosa en el hombro izquierdo y otro en una de sus piernas.
Tras el hallazgo, el cuerpo fue remitido a la morgue que funciona en la localidad quilmeña de Ezpeleta, mientras que los investigadores comenzaron con las diligencias en procura de identificar a la víctima y las circunstancias de su muerte.
"A raíz de la lluvia se decidió que lo mejor para preservar el cuerpo y cualquier evidencia era que el cadáver sea trasladado a la morgue tal y como estaba dentro de la valija. Por eso el médico forense que acudió al lugar no pudo ver si había algún tipo de lesión específica", dijo una fuente policial.
La causa quedó a cargo de la fiscal Ximena Analía Santoro, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial de Quilmes, que sumó a la pesquisa a los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) local.
Una de las primeras diligencias realizadas fue la de hacer un relevamiento en las distintas comisarías de la zona para constatar las denuncias por averiguación de paradero de las últimas horas pero no se halló ninguna sobre una mujer con las características del cuerpo encontrado.
Durante la tarde, una vez que la noticia del hallazgo se difundió por distintos medios de prensa, una mujer se acercó a los investigadores y dijo que podía tratarse de la hermana de su pareja, por lo que los detectives siguieron esa pista y localizaron al concubino de la supuesta víctima.
Un jefe policial que participa de la pesquisa precisó que el hombre se trasladó luego hasta la morgue donde finalmente identificó el cuerpo.
La misma fuente señaló que el concubino de Rivero contó que la última vez que había visto a su mujer, con la que no tenía hijos en común, fue al atardecer del sábado cuando ella salió sola de la casa en la que convivían en la misma villa Los Eucaliptos.
"El hombre sólo explicó que su mujer solía salir de noche por su cuenta", indicó el policía consultado y agregó que la mujer vivía en esa zona de Quilmes pero también tenía familiares en la localidad de Gerli, en el vecino partido de Avellaneda.
Una de las hipótesis que manejan los pesquisas policiales es que la muerte de la mujer pudo estar relacionada con el consumo de alguna droga y en el marco de un encuentro sexual, aunque aguardan los resultados de la autopsia para tener una panorama más claro sobre las circunstancias del fallecimiento, añadió otro de los investigadores consultados.
Un hallazgo de similares características ocurrió el 26 de agosto último cuando el cuerpo calcinado de María Cecilia "Tati" Caviglia fue encontrado dentro de una valija a la vera de la ruta 2, a la altura de la ciudad bonaerense de Dolores.
Caviglia era dueña de "La Casa de Tati", un hostel ubicado en avenida Independencia 1636 de San Cristóbal que también funcionaba como salón de baile de tango, y su desaparición se produjo la noche del 25 de agosto último.
Por este crimen, el juez de Instrucción porteño Pablo Ormaechea dictó en octubre último la prisión preventiva para Joel Maximiliano Báez (29) y Víctor Emanuel Blanco (29) -que trabajaban para la víctima- como coautores de los delitos de "robo calificado por el empleo de armas en concurso real con homicidio agravado por su comisión criminis causae".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...