Fuerte reacción de un centenar de aborígenes del chaco salteño
Una situación de extrema violencia nunca antes vivida en el chaco salteño se produjo este fin de semana cuando un centenar de aborígenes, liderados por los caciques de la etnia wichi Tito Constantino y Rogelio Segundo, destrozaron e incendiaron las alambradas de varios puestos, propiedad de criollos que residen en esa zona comprendida entre los departamentos San Martín y Rivadavia.
La situación generó un gran temor entre los puesteros criollos y sus familias. Aborígenes de diferentes comunidades destrozaron las alambradas por lo que los animales se extraviaron en el vasto chaco salteño y los criollos tienen muy pocas posibilidades de recuperarlos.
Todo se produjo, según se conoció, por una falta de decisión del Gobierno provincial que, hace algunos años, debería haber definido la situación de la tierra entre aborígenes y criollos que residen -desde hace décadas, en el segundo caso y, de forma ancestral, los primeros- en los lotes 55 y 14 ubicados en el departamento Rivadavia.
La situación de extrema violencia no pasó a mayores porque los criollos, a pesar del daño que sufrieron, no tomaron represalias con los aborígenes que residen en misiones como La Curvita y Pozo la China. Rogelio Segundo y Tito Constantino, en una reunión previa que habían tenido dirigentes aborígenes y miembros de varias comunidades, advirtieron que, si esta semana no se da urgente solución al problema, irán sobre los puestos ubicados en los parajes Rancho El Ñato, propiedad del cantante popular Oscar "Chaqueño" Palavecino, y otros campos que pertenecen a la familia del cantante Jorge Rojas. Los originarios reclaman como propios los dos lotes que involucran cientos de miles de hectáreas.
César Quintana, uno de los puesteros afectados por el ataque de los aborígenes y cuyo puesto se encuentra en el paraje La Curvita, se mostró "muy preocupado por lo que está pasando con los aborígenes". "Ahora fueron por nuestros puestos pero tenemos miedo de que atanquen nuestras casas. Todo es consecuencia de la inacción del Gobierno de la Provincia que en el año 2013 debería haber definido el tema de los lotes y no lo hizo. Se pasaron haciendo comisiones y juntas ejecutoras, pero las consecuencias de la inacción, en este lugar olvidado por todos y a merced de la violencia, la pagamos nosotros" expresó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...