Una empleada de unsupermercado chinodel barrio porteño de Recoleta fue herida de un balazo en una pierna por un hombre que tras concretar el ataque, huyó sin robar, por lo que se investiga si se trató de un hecho "mafioso", informaron ayer fuentes policiales.

Los investigadores intentan determinar si el hecho está vinculado a un ataque de la denominada "mafia china", ya que el mismo local había sufrido amenazas en junio pasado y tuvo custodia policial ordenada por la Justicia hasta la semana pasada.

El hecho se registró este domingo cerca de las 17 en el supermercado chino "Bustamante", ubicado en Sánchez de Bustamante 2183, a metros del cruce con la calle Beruti, en Recoleta.

Según las fuentes policiales, un hombre ingresó al comercio y se acercó a la zona de verdulería, la cual se encuentra en la parte delantera del local.

Allí, se hallaba sentada sobre un cajón de madera una empleada, de 29 años y nacionalidad boliviana, quien ayer refirió a los pesquisas que el atacante le dirigió algunas palabras, pero que ella no le entendió lo que le estaba diciendo.

"Mi miró la pierna y en un momento dado, me disparó", le contó la víctima a los jefes de la comisaría 53a. que la entrevistaron.

Tras el ataque, el agresor salió corriendo y escapó, mientras que la mujer herida fue auxiliaba por otras personas que se hallaban cerca de ella, quienes llamaron a una ambulancia y a la Policía Federal.

Fuentes policiales aseguraron que, en principio, el hombre actuó solo, ya que en las cámaras de seguridad del local no se observa la presencia de ningún cómplice.

En tanto, los médicos del Same que llegaron al lugar trasladaron a la mujer al hospital Fernández con una herida de bala en la pierna derecha, a pesar de lo cual se encontraba fuera de peligro.

Fuentes policiales aseguraron hoy que la mujer presentaba fractura de fémur provocado por el balazo recibido, y permanecía internada en el centro asistencial ya que posiblemente sea operada en las próximas horas.

Los policías comenzaron a interrogar a algunos empleados del supermercado, pero se encontraron con la complicación de que ninguno de ellos hablaba español y decían no entender las preguntas.

Por ese motivo, los investigadores aguardan la presencia de un traductor que pueda colaborar con los interrogatorios.

Los pesquisas creen que el ataque puede estar relacionado a un nuevo ataque de la llamada "mafia china", aunque no descartan otras hipótesis, relacionadas a cuestiones de pareja o personales ya que la mujer baleada no es china y nada tiene que ver con los dueños del comercio.

"Lo que sí descartamos por completo es la hipótesis del robo, porque el agresor huyó sin llevarse nada", dijo a Télam un jefe policial, quien reconoció que el mismo supermercado tuvo hechos de robo en meses anteriores.

Las fuentes determinaron que en junio último los dueños del supermercado chino se habían presentado en la Justicia para denunciar que habían sufrido amenazas por parte de connacionales que les exigían dinero a cambio de supuesta protección.

Por ese motivo, una fiscal había ordenado a la PFA la presencia de un efectivo como custodia del comercio. "La custodia policial estuvo frente al local hasta hace una semana, ya que la orden judicial ordenaba la presencia en el lugar durante un mes. Esto se había cumplido la semana pasada", explicó la fuente consultada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...