Estafó a Aerolíneas Argentinas durante 4 años

Durante cuatro años viajó gratis por el país estafando a Aerolíneas Argentinas. Hasta que lo descubrieron y le iniciaron una causa penal que llegó a juicio. Para evitar una posible condena de hasta seis años de prisión le devolvió la plata a la empresa y hará tareas comunitarias durante un año.

El protagonista de la historia es Martín Alejandro Fumarola, un cordobés de 50 años, consultor informático y traductor, y cuya causa judicial fue revelada por Infobae el año pasado y que ahora terminó con un acuerdo entre el acusado y la Fiscalía.

Fumarola llegó a juicio oral por el delito de de defraudación en perjuicio de la administración pública por haber comprado 30 pasajes de avión a distintos lugares de Argentina sin pagarlos. Los adquiría con tarjetas de crédito de otras personas.

Para evitar el juicio, en el que podía ser condenado a una pena de dos a seis años de prisión, el acusado primero le devolvió a Aerolíneas la plata de los pasajes más los intereses. Pagó cerca de 100 mil pesos: 30.359,58 pesos por los tickets y otros 70 mil por los intereses. Y también para hacer tareas comunitarias durante un año.


Por sus conocimientos de informática, Fumarola sabía cómo violar el sistema. Compraba los pasajes en la página web de Aerolíneas con tarjetas de crédito de otras personas. Daba números de teléfonos y correos electrónicos falsos. Lo único verdadero era su nombre y su DNI para poder tomar el vuelo.

Las compras las hacía los fines de semana o por la noche -cuando el sistema es automático y no hay personas para controlarlo- y siempre pocas horas antes de la salida de los vuelos, que solía ser el primero del día. Cuando el dueño de la tarjeta desconocía el pago era tarde. Fumarola ya había viajado.

De esa manera compró 30 pasajes entre 2008 y 2012. Su principal destino era Córdoba pero también viajó a Bahía Blanca, Salta, Brasil e Italia. El costo total de los tickets fue de 30.359,58 pesos pero solo concretó 24 viajes.

Por la cantidad de viajes Aerolíneas consideró a Fumarola un gran cliente y lo hizo socio platino "Ar-Plus" y lo incorporó en el programa de Pasajeros Frecuentes, lo que le permitía juntar puntos.

Hasta que fue descubierto. Su nombre empezó a ser conocido en la empresa y logró ser vinculado con las compras desconocidas. Aerolíneas lo denunció y lo puso en la lista negra de pasajeros, lo que le impidió viajar por ese empresa y por Austral.

El juez federal Daniel Rafecas procesó a Fumarola, quien llegó a estar detenido porque no se presentó a la indagatoria. La Cámara Federal confirmó el procesamiento y el magistrado lo mandó a juicio el 1 de agosto pasado.

El domicilio de Fumarola fue allanado y se encontraron tarjetas de créditos, de hoteles y de compañías áreas –entre ellas la de socio platino de Aerolíneas–, aparatos para leer tarjetas de crédito, el documento de identidad a nombre de otra persona pero con su foto, su pasaporte, su visa de Estados Unidos y una hoja con impresión del estado de Cuenta LANPASS, entre otras cosas.

El acusado le devolvió el año pasado a Aerolíneas el dinero de todos los viajes y pidió que se termine la causa penal. La empresa se retiró de la causa pero el expediente siguió porque es un delito de orden público ya que se trata de una estafa contra una empresa estatal.

El caso llegó a juicio y le tocó al Tribunal Oral Federal 7. La defensa de Fumarola propuso una probation que es suspender la causa y a cambio cumplir ciertas reglas. La fiscalFabiana León lo aceptó y el 29 de septiembre el acuerdo fue ratificado por el juez Enrique Méndez Signori, informaron a Infobae fuentes judiciales.

El acusado pudo acceder a la probation porque no tienen antecedentes penales y porque el rango de pena del delito lo permite.

Fumarola hará durante un año tareas comunitarias en una institución de bien público -todavía no se resolvió cuál-, fijó domicilio y se debe someter al control de Patronato de Liberados. Si incumple alguna de esas obligaciones se cae la probation y será juzgado en un juicio oral.

Además puede volver a viajar por Aerolíneas. Como pagó, la empresa sacó a Fumarola de la lista negra y durante cinco años estará en la categoría de "pasajero observado" que tiene mayores controles y en la que se analiza su conducta para que no repita los motivos por los que se le prohibió viajar por la compañía. Ahora cada vez que compra un pasaje con una tarjeta la operación tiene que ser aprobada por un área de gestión de riesgo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...