Macri: "Las mafias penetraron en las fuerzas de seguridad"
El presidente Mauricio Macri admitió ayer que se registraron "problemas severos de coordinación" durante la búsqueda de los prófugos del triple crimen de General Rodríguez, advirtió que se está "muy lejos del profesionalismo" que demandan estos temas y aseguró que las fuerzas de seguridad "han sido penetradas por las mafias".
También reconoció que el Gobierno "no es infalible" y aseguró que él y sus colaboradores aprenderán "de los errores".
No obstante, Macri dijo: "Estoy contento, como todos los argentinos, con que estén de vuelta en la cárcel (los hermanos Lanatta y Schillaci) y quiero felicitar a las fuerzas de seguridad que participaron a lo largo de esos trece días y, en especial, a los ciudadanos que participaron demostrando que se puede derrotar al narcotráfico todos juntos".
En este sentido, el jefe de Estado anunció la creación de un "área específica" para intentar dar con el paradero de unos mil prófugos en el marco de distintas causas y precisó que ese sector funcionará en la órbita del Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich.
Macri volvió a apuntar al kirchnerismo al asegurar que "no escapa a nadie que estamos muy lejos del profesionalismo que tenemos que tener para trabajar en los temas" relacionados con la seguridad y, al hablar de la existencia de "mafias" en la fuerzas, insistió en denunciar "inacción, complicidad e incapacidad" del gobierno anterior en la lucha contra el delito.
"El kirchnerismo, en vez de enfrentarse con seriedad, con inversión, generando profesionalismo en la fuerza de seguridad, hizo todo lo contrario", dijo Macri, tras admitir que hoy las fuerzas de seguridad están en una "situación precaria".
En una conferencia de prensa ofrecida en la Casa Rosada, Macri se refirió a diversos temas como la inminente negociación por la deuda con los fondos buitre, las apelaciones a las cautelares que objetaron los decretos de disolución de la Afsca y la Aftic, el desplazamiento del periodista Víctor Hugo Morales de radio Continental y la falta de pago a otros profesionales del Grupo 23, entre otras cuestiones.
Sin embargo, las idas y vueltas que tuvo la persecución y la recaptura en Santa Fe de los tres prófugos del triple crimen, Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, se llevó la mayor parte del contacto del mandatario con el periodismo.
Macri habló de "severos problemas de coordinación" para encontrar a los prófugos, por lo que aseguró que deben profundizarse acciones de trabajo conjunto entre el poder político y las fuerzas de seguridad. "No ha habido coordinación entre los gobiernos nacional, los gobernadores y los intendentes", insistió y atribuyó esa circunstancia a la "cultura de la división" que le endilgó al kirchnerismo.
Para Macri, "hay una locura y una enfermedad de pensar de quién va a ser la culpa o de quién va a ser el mérito" de tal o cual acción y garantizó que "estamos comenzando una nueva etapa" en busca de terminar con estas diferencias.
"Se vio en este nuevo intento de trabajo conjunto que se han tenido problemas severos de coordinación", reiteró respecto a los operativos para recapturar finalmente a Schillaci y a Cristian Lanatta en la provincia de Santa Fe.
Y expresó: "No nos podemos dar el lugar de trabajar individualmente, tenemos que trabajar coordinados".
El primer mandatario reseñó que inició su gestión con fuerzas de seguridad "que tienen una historia, por inacción o complicidad, que han sido penetradas por parte de las mafias".
No obstante, destacó que a pesar de "los errores" y la "carencias", se logró recapturar a los responsables del triple crimen de General Rodríguez.
"Hay una mayoría sana (de las fuerzas de seguridad) que apoyó en los últimos días para esta captura, que parecía imposible", aseveró Macri y destacó: "Habiendo tomado la decisión de que íbamos a encontrar a los prófugos, a pesar de las carencias, lo logramos".
Al referirse a los más de mil prófugos, a los que durante el kirchnerismo "ni los buscaron", advirtió que el Gobierno va a "empezar a trabajar en un área específica para buscar a cada uno de ellos".
"No vamos a parar hasta que cada uno de ellos esté, como corresponde, enfrentando los procesos judiciales que les corresponden o las condenas que ya han recibido", agregó.
Por otra parte, el Presidente admitió que la ministra Bullrich mantuvo un breve contacto el sábado último con el recapturado Martín Lanatta, lo que generó algunas críticas.
"La ministra me dijo que verificó el estado de salud (de Lanatta), que era el mandato que había recibido del juez (federal Sergio Torres)", explicó Macri, tras lo cual aseguró que abrió "un sumario" interno para determinar "lo que pasó con todo el proceso".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...