Al norte deCatamarca, encontramos 25 kilómetros de rocas blancas y rosadas rodeadas de arenas negras, volcanes y montañas. Un universo de imágenes fantásticas.
Este fascinante recorrido, que está ubicado a 63 km de la Villa de Antofagasta de la Sierra y a 10 km de la localidad de El Peñón, presenta en su extensión grandes campos de piedra pómez, que se asemeja a un mar de roca blanca con crestas rosadas. Allí, el viento, inclemente, que desciende de los Andes talló en las rocas las formas más diversas creando corredores o "avenidas" y todo tipo de esculturas fascinantes.
Testigo de la intensa actividad volcánica de la región desde tiempos inmemoriales, el Campo de Piedra Pómez es un paisaje inigualable, como de otro planeta. Es un atractivo irresistible para todo aquel que se adentra en el territorio puneño.
La altura mínima de estos circuitos son los 3.000 metros sobre el nivel del mar y se asciende hasta más de 4.000, por lo que resulta imprescindible manejarse en vehículos apropiados.
Se puede llegar hasta la localidad de El Peñón en vehículos comunes, pero luego es preciso contratar excursiones y guías experimentados con camionetas 4×4.
La piedra pómez es de origen netamente ígneo y se produce a partir de una imponente explosión del edificio estrato-volcánico, conocida geológicamente como del tipo Pliniana.
En plena cordillera de los Andes, en una zona caracterizada por la presencia de más de 200 volcanes, una erupción del volcán Blanco formó el Campo de Piedra Pómez, que está ubicado en el departamento de Antofagasta de la Sierra.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...