Sáenz y un primer año con buenos niveles de aprobación
Gustavo Sáenz cumplió su primer año al frente de la Municipalidad de Salta. Es la primera vez que se puso al frente de un cargo ejecutivo y su debut expone resultados, al menos según la expresión de las personas consultadas en el sondeo de El Tribuno, mucho más que óptimos.
Cuatro de cada diez salteños tildaron a su gestión como buena o muy buena. Se posiciona mucho mejor que el presidente Mauricio Macri y que el gobernador Juan Manuel Urtubey.


Embed

El escenario

Sáenz desembarcó en la Municipalidad en medio de una recesión económica nacional.
Los primeros dolores de cabeza se los dieron las tormentas y los baches, claro. Lidió con un verano pasado por agua, familias inundadas y canales en pésimas condiciones. Esa situación la hizo saber incluso al presidente Macri con un tuit.
Declaró la emergencia hídrica para encarar obras y así evitar a futuro que la ciudad se colapse. El financiamiento para el plan rector pluvial provendrá de entidades externas.
Tras ser el candidato a vicepresidente de la Nación, de la mano de Sergio Massa, Sáenz mantuvo en cierto modo protagonismo a nivel nacional. Con gestos de apertura política, tocó la puerta varias veces en la Casa Rosada para gestionar fondos. Ya hay promesas de inversión en Floresta y villa Juanita, barrios postergados por décadas, y en Bicentenario y Gauchito Gil que se erigieron como asentamientos y hoy nuclean a cientos de familias.
De los 3.468 millones de pesos de presupuesto para 2017 aprobado esta semana por el Concejo Deliberante, unos 1.410 millones llegarán desde Nación. Sáenz además logró recursos para el circuito Güemesiano, el parque San Martín y el traspaso del edificio de la ex Palúdica para convertirlo en un museo folclórico.
Esa notable dependencia de la Nación, por cierto, puede ser un arma de doble filo. Es que ante cualquier problema económico, el Gobierno ajusta las transferencias.
Con un Concejo Deliberante que no le trajo problemas, el desafío de Sáenz es conseguir más bancas el próximo año. Ese será su primer termómetro electoral desde que gobierno la capital salteña. Los ediles, por cierto, le dieron el visto bueno a dos subas impositivas. La primera fue el año pasado, cuando Sáenz apenas arribó al CCM, con un alza del 33 por ciento de los tributos y para 2017 será del 22 por ciento.
En el CCM, por otra parte, Sáenz pasó un mal trago por una protesta que realizó la Unión de Trabajadores Municipales (UTM). Al gremio que conduce Pedro Serrudo la Justicia Federal le había dado un revés al considerar inconstitucional un convenio que le permitía quedarse con aportes del 1,5 por ciento de los trabajadores.

La imagen en los barrios

Al mirar los resultados por área en la ciudad, en los barrios de la zona sudeste el intendente Gustavo Sáenz cuenta con una aprobación del 51 por ciento. Los resultados se pueden ver en un gráfico de la página 16.
En las barriadas del sur, entre bueno y muy bueno, Sáenz saca 44 por ciento. No obstante la principal respuesta de la gente al evaluar la gestión del intendente es regular. Esos valores oscilan en la calle entre el 33 y el 41 por ciento.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...