Vecinos del macrocentro capitalino denunciaron la presencia de once bolsas con residuos patogénicos, esparcidos por todos lados, en la intersección de las calles Sarmiento y General Güemes.

El hecho que pone en serio riesgo a la salud pública, fue detectado el martes a la mañana, aunque se ven-dría repitiendo, según los vecinos.. Desesperados llamaron a policías de la División Rural y Ambiental, contando lo que en ese momento veían con sus propios ojos: bolsas de consorcio negras, jeringas, restos de sangre por todos lados y recipientes estériles, con los que se hacen análisis de sangre y orina, regados por la vereda.

Ante la magnitud del reclamo, los efectivos fueron hasta el lugar y corroboraron los dichos. “Hace más de un mes que venimos lidiando con esto, que representa un peligro”, contó una vecina. Entre los elementos vieron papeles con la insignia y el sello de un laboratorio ubicado a pocos metros del hallazgo. Los efectivos fueron hasta el lugar y hablaron con una médica, a quien le recordaron que esos residuos son de alta peligrosidad y deben someterse a un tratamiento especial, pidiéndoles que ellos limpien la vereda.

En ese momento la profesional salió con una bolsa roja y explicó que ese laboratorio coloca los desechos peligrosos en ese tipo de en-voltorio y no en bolsas de consorcio. Como era imposible secuestrar los papeles y talonarios que estaban en las bolsas, se tomaron fotografías. Finalmente la empresa DGN, una contratista del estado que fue hasta el lugar, levantó las bolsas y realizó la limpieza del lugar. El laboratorio esta siendo investigado por lo sucedido.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...