Sergio Zorpudes: “Esperamos entregar más de 1.600 casas”

A pesar de los recortes presupuestarios para 2018, el presidente del IPV, Sergio Zorpudes, es optimista en que el año próximo se entregarán, al menos, la misma cantidad de viviendas que lo proyectado para 2017. También afirmó que en los barrios que construyó el organismo no se soterraron los cables de servicios porque la Municipalidad no lo exigía.

¿Cuántas viviendas están prevista ejecutar en 2018?
Actualmente tenemos 4.483 viviendas en ejecución, distribuidas en todos los departamentos de la provincia, estimamos este año equiparar con el promedio de años anteriores y cerrar con cerca de 1.600 viviendas entregadas. En lo inmediato, tendríamos para iniciar en los primeros meses de 2018 1.650 viviendas bajo la modalidad de asociación público privada. Además, mediante el Plan Nacional de Hábitat se construirán 1.307 viviendas y 2.498 mejoras en distintos puntos de la provincia. Ya se inició la construcción de 110 casas en La Unión y 343 mejoramientos en la misma localidad.

¿Cuántas viviendas están previstas entregar en 2018?
Es prematuro anunciar un año antes un número de viviendas a entregar ya que la finalización de una obra depende de muchos factores, tanto climáticos como económicos, pero esperamos superar las 1.600 de este año. Lo que sí podemos afirmar es que será un año de desafíos, implementaremos las nuevas disposiciones de la Nación construyendo por medio de conjuntos urbanos integrados y continuaremos con los planes provinciales mejorando la calidad de vida de las familias de escasos recursos económicos.

¿Qué porcentaje representarán las ejecuciones a través de la asociación público-privada?
Con las viviendas aprobadas al día de hoy, representaría un 20% aproximadamente del total en ejecución, pero tenemos varias obras en proyectos y algunas otras en trámite de evaluación en Nación, de aprobarse llegaría al 50% de las obras el año que viene. 

¿Cuándo el IPV empezará a realizar urbanizaciones con cables soterrados? 
El IPV cumple con todas las ordenanzas vigentes en los distintos municipios. Antes de iniciar una obra de vivienda, el organismo provincial presenta los planos generales de la nueva urbanización para ser aprobados por cada municipio, cuando estos últimos presentan la aprobación significa que se ha cumplido con las ordenanzas vigentes al momento del trámite. La última urbanización en capital que se presentó para la aprobación de planos es Pereyra Rozas, la cual fue aprobada por la Municipalidad con la antigua ordenanza donde se exceptuaba a Nación, Provincia y Municipalidad de realizar las obras de redes subterráneas de cables en aquellas urbanizaciones con viviendas de carácter social. De esta forma, en las futuras urbanizaciones que encare el IPV se seguirá cumpliendo con las ordenanzas municipales vigentes, como lo ha hecho hasta el momento. En promedio el costo para el soterrado de los servicios podría llegar hasta un 33% más en cada urbanización.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...