Un chofer fue patoteado por tres hombres en un control de Saeta
Un chofer fue patoteado por tres  hombres en un control de Saeta

El sábado por la tarde Esteban López, chofer de la línea 7D de Saeta, sufrió una tremenda golpiza de parte de tres sujetos. El motivo, según comentó la víctima en diálogo con El Tribuno, fue porque en determinado sector de la ciudad uno de los agresores a bordo de una moto 110c interpretó que el colectivero pasó a gran velocidad "levantando tierra". Luego de intercambiar algunas palabras, López siguió su curso normal tratando de cumplir con el horario exigido por la empresa. En el control del barrio Solidaridad fue interceptado por tres hombres quienes lo patotearon.

"Hace cuatro años que trabajo como chofer en esa línea y no es la primera vez que sufro una situación similar, quizás esta última fue la más violenta pero son varios los hechos de inseguridad a los que estamos expuestos". La empresa decidió darle dos días para que se recupere bajo la cobertura de trabajo ART. Le hicieron tres puntos en una de sus cejas, además de quedar con hematomas en el cuerpo.

El violento episodio comenzó el sábado cerca de las 18 cuando el chofer a bordo de la unidad de la línea 7D se trasladaba por la ruta 26. "Viniendo desde el centro la ruta tiene un desvío nuevo porque están pavimentando. Tenés que desviarte y pasar por atrás de Burbujas -Motel-; cuando pasé por ahí un motociclista que iba con una mujer y una menor se molestó porque levanté tierra", contó Esteban López y siguió: "Me siguió hasta donde hay unas canchas de fútbol y me tiró la moto. Comenzó a insultarme pero no le llevé el apunte, incluso le hice una seña y le dije que me disculpara".

Lejos de calmar los ánimos el embravecido motociclista se las ingenió para hacer marcha atrás, "se sacó la coca de la boca y me la puso en la cara por el lado de la ventanilla del conductor. Nunca me bajé de la unidad, lo único que quería es que se hiciera a un lado para seguir la marcha. Trabajo de esto y en la calle hay de todo, no me interesa tener problemas con nadie". Según el chofer, "se había puesto muy violento".

Control de Solidaridad

"Vení, te voy a hacer cagar", fueron las palabras descriptas por López previo a la golpiza recibida en el control del barrio Solidaridad. "Rápido llegué al control sabiendo que ya había perdido mi descanso, el inspector subió para controlar mi planilla, fui al baño, me estaba lavando las manos y al salir estaba el motociclista junto a otros dos muchachos más grandes que él".

Lo primero que hizo el colectivero fue agarrar un secador de pisos -"haragán"- para defenderse. "Me puse a forcejear con el que me había insultado, mientras los otros dos me pegaron por todos lados. Al parecer fueron en un auto que lo dejaron a unas cuadras del control, porque se fueron como llegaron: caminando", relató López. El inspector, de avanzada edad, recién pudo llamar al 911 cuando los agresores se habían retirado del lugar. Tras ser patoteado se dirigió al destacamento policial de Solidaridad donde radicó la denuncia, esperando que los agresores sean identificados para que a ningún otro compañero le pase lo mismo.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...