Salteños que emprenden e impulsan la economía
El clima acompañó y la primera feria anual de emprendedores de la economía social se concretó con éxito en el parque San Martín. El encuentro se realizó ayer de 11 a 20 y contó con la presencia de artistas para amenizar la tarde.
Más de 50 puesteros se ubicaron sobre el paseo de la feria de libros en el parque San Martín, donde mostraron su creatividad y ofrecieron sus productos como una alternativa para regalar en Navidad.
El ingreso a la muestra se realizaba por la San Martín donde los primeros puesto ya mostraban la calidad de los emprendedores salteños. Trabajos de joyería en alpaca, mates de palo santo, macetas de cerámica cocida, portamacetas de hierro, bandejas de desayuno, toallas de mano, pantuflas y bandejas de madera con asas de alpaca fueron algunos de los tantos productos que los salteños pudieron encontrar en esta feria.
En cuanto a las producción de alimentos: el pan de Navidad y las galletas decoradas fueron las estrellas. También se vendieron bollos caseros, rosquetes y empanadillas.
"Vengo del barrio Los Troncos de La Ciénaga. Tengo una pequeña fábrica textil en mi casa y me estoy especializando en la producción de uniformes de trabajo. También tengo toda una línea blanca, con cortinas y manteles", afirmó Elvira, mientras señalaba sus productos en la mesa y las perchas que colgaban en los bordes del gazebo.
Esta mujer ofrece los manteles de 1,50 por 1,50 metros a 150 pesos, mientras que las cortinas tienen un costo de 400 pesos y son de dos paños de 1,50 m por 2 metros.
A unos metros de Elvira, El Tribuno se encontró con Noemí Farfán, otra emprendedora que había puesto a la venta sus toallas bordadas con cintas a 70 pesos, además de algunas prendas tejidas a crochet y en telar.
Era la primera vez que Noemí colocaba su puesto en la feria de los emprendedores, y dijo que esperaba que la propuesta se repita.
Cerca del escenario y acompañado por su esposa y su hija, Víctor Hugo, de Isla de Cañas, del departamento de Iruya, presentó su producción de tablas y bandejas en madera.
Este artesano llega a Salta al menos una vez al mes con los pedidos de trabajos en madera de pacará. Víctor Hugo se especializa en bandejas con decoración de alpaca e incrustaciones de madera. Un modelo de 45 centímetros tiene un costo de 270 pesos.
Elsa fabrica macetas de cerámica y es de San Carlos. Ayer llevó todos los modelos que comercializa, además de tinajas y los clásicos hongos, que se podían encontrar de diferentes tamaños, desde 130 a 170 pesos. En la semana los artesano podrán trabajar nuevamente en sus barrios y localidades.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...