Serias dudas sobre los líquidos lixiviados
El pasado 30 de agosto, en el marco de la auditoría que dispuso el Concejo, cuatro ediles inspeccionaron el relleno sanitario de San Javier y se sorprendieron al ver que en la trinchera III los líquidos lixiviados afloraban a la superficie, como un río que emerge desde la tierra.
Junto a los ediles, estuvieron presentes los tres profesionales que se desempeñan como asesores técnicos del Concejo: Gloria del Carmen Plaza (ingeniera química), María Esther Mesilla (ingeniera en recursos naturales y medio ambiente) y Carlos Alberto Manjarrés (geólogo).
En un informe técnico anterior, el investigador Lucas Seghezzo estimó que los residuos dispuestos en San Javier deberían producir unos 50.000 litros diarios de lixiviado, de los cuales solo se captan en las lagunas de tratamiento cerca de 20.000 litros.
Esta es una de las dudas que debe evacuar la auditoria que dispuso el Concejo en mayo último y que todavía se encuentra en instancias preliminares.

Afecciones dérmicas

En diferentes inspecciones se marcaron faltas en la cobertura diaria de los residuos y fallas en la seguridad perimetral, que facilitan el ingreso animales e incrementan la proliferación de vectores.
Los más expuestos a enfermedades infecciosas son los barrios cercanos al vertedero, como Justicia, Solidaridad, Primera Junta, Sanidad y La Paz. María Fernanda Arnal, ingeniera en recursos naturales y medio ambiente de la UNSa, confirmó con una investigación la mayor incidencia de afecciones dérmicas que tienen esos barrios con respecto a otros más alejados.
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...