Las familias que quedaron fuera del loteo siguen esperando que los atiendan en las oficinas de Tierra y Hábitat.
Ya llevan más de una semana en la calle esperando hablar con alguna autoridad.
Ángel Sarmiento, el día que asumió, le dijo aEl Tribunoque iba a atender los reclamos de las familias; sin embargo la gente lo desmiente.
"Sarmiento ya no nos quiere atender. Primero nos dijo que sí, pero no nos recibe porque nos dijo que nos quería mandar a Pinares y nosotros le dijimos que no, que teníamos nuestros lotes adjudicados en Parque La Vega. Sigue siendo el mismo sistema y nosotros vamos a recurrir a medidas extremas, como una huelga de hambre frente a la Catedral", dijo Walter Alanís, que tiene 7 hijos, 2 de ellos discapacitados.
El hombre destacó que ya pasaron de todo en esta semana. Cortaron la calle, los reprimieron, les tiraron bombas y agua desde las oficinas, hubo intentos de prenderse fuego con nafta, los "ningunearon" y ya no saben qué otras medidas tomar para que los escuchen.
"Cambiaron las autoridades, pero los punteros siguen operando y vienen acá a seguir vendiendo lotes", dijo Lucrecia, que está encadenada.
Sobre el censo ellos aseguraron que no los relevaron ni nunca les dijeron que lo harían.
Ahí es donde surge la improcedencia del relevamiento, ya que nunca se podrá saber quienes tenían prioridades para la adjudicación, los años de carpeta abierta y sobre todo: las mayores necesidades.
Todo sigue igual para quienes quedaron afuera.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...