El Gobierno de Neuquén y el Ministerio del Interior de Chile mantuvieron ayer el nivel de alerta roja por la actividad en el volcán Copahue, mientras continúan evacuadas unos tres mil personas a ambos lados de la cordillera y se estima inminente una erupción, según los últimos reportes geológicos.
No obstante, se considera que el ascenso del magma del coloso  continuaba, por lo que el volcán haría erupción en las próximas  horas, indicaron expertos.
Al respecto, el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, explicó que "la evacuación de la población de Caviahue es preventiva, obligatoria y se realizó con calma y tranquilidad".
"Los vulcanólogos hablan que una erupción se puede producir en minutos, o en horas o en días, así que vamos a monitorear los primeros tres días para saber qué está sucediendo en el interior del volcán", agregó.
Unas 800 personas que habitan el pueblo de Caviahue fueron trasladadas a la vecina localidad de Loncopué, donde algunas quedaron alojadas en un centro de evacuados instalado en el gimnasio local.
El resto fue derivado hacia otras localidades como Las Lajas o Zapala, en donde se alojaron en polideportivos, regimientos del Ejército y casas de familia.
El Ministerio de Defensa informó este martes que el Regimiento de Infantería de Montaña 21, de Las Lajas, cedió su predio para la implementación de un centro de evacuados con colchones, frazadas y alimentos.
Además, la cartera de Defensa precisó que colaboran con tareas de transporte y comunicaciones efectivos del Regimiento de Infantería de Montaña 10, Compañía de Cazadores de Montaña 6, Grupo de Artillería 16, Base de Apoyo Logístico "Neuquén", Compañía de Comunicaciones de Montaña 6 y Compañía de Inteligencia de Montaña 6.
Asimismo, Defensa Civil de la provincia de Neuquén solicitó el apoyo de comunicaciones en la localidad de Caviahue, ante lo cual se movilizó a elementos de la Compañía de comunicaciones de Montaña 6 y la Compañía de Inteligencia de Combate 6 para la instalación y operación de un Centro de Comunicaciones con antena satelital, un Modulo Integrador de Comunicaciones y un Sistema de Información Geográfica.
En la zona, el día arrancó con una fuerte nevada y el viento blanco sopó con intensidad, mientras regía un alerta meterológico, al igual que en una amplia región de la cordillera.
Tras la evacuación que se tomó como medida preventiva durante  72 horas, sólo quedaron en Caviahue efectivos de fuerzas de seguridad, una enfermera, la directora del hospital local y personal de defensa civil. 
La decisión de evacuar a la población, tomada casi en simultáneo en ambos lados de la frontera, se basó en un reporte del Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile (SERNAGEOMIN).


En el informe se indicó que "la intensidad y el tipo de sismicidad observada en los últimos días, en conjunto con la deformación del edifico volcánico, sugieren el ascenso de un cuerpo magmático y sus fenómenos asociados, como son erupciones explosivas, con intensidades mayores al evento eruptivo registrado en diciembre de 2012".
El volcán Copahue, ubicado a unos 380 kilómetros al noroeste de la capital neuquina, entró en actividad en diciembre del año pasado y, tras varios meses en los que mermó su actividad, en las últimas horas volvió a ingresar en un proceso eruptivo.
Este lunes, se realizó en ambos lados de la cordillera un operativo de evacuación de todas las poblaciones ubicadas a menos de 25 kilómetros del cráter, lo que supuso el traslado a ciudades aledañas de unas tres mil personas.
La zona en donde se ubican el volcán y las ciudades aledañas amaneció bajo una intensa nevada, con temperaturas de entre 3 y 8 grados centígrados.
La intendenta de Loncopué, María Fernanda Villone, confirmó que allí se instalará el Comité de Emergencia de la Provincia, que estará dirigido por el gobernador Jorge Sapag.
Villone explicó a radios locales que "aquí, 48 personas se quedaron en el refugio del Regimiento de Infantería de Montaña 21 y otras 70 en casas de familia" y agregó que "por orden del Gobernador a todos ellos los estamos asistiendo con comida".
Por su parte el geólogo local Alberto Caselli, quien trabaja desde hace 10 años sobre la actividad del volcán Copahue, explicó a Noticias Argentinas que las condiciones son similares a las de este lunes en el cráter y admitió que la provincia no tiene equipamiento para prever situaciones de este tipo.
"En Argentina nos proveemos de los informes que nos envía el Instituto de Prevención Sísmica de San Juan", explicó. Además, señaló: "Desde la erupción de diciembre tenemos un proyecto con el Gobierno de Neuquén y la Universidad de Río Negro para conformar una red de vigilancia volcánica, pero no hemos avanzado al respecto en los últimos meses".

Miles de evacuados del lado chileno


En tanto en la región chilena del Biobío siguieron con la evacuación de unas 2.200 personas desde la zona más cercana al Copahue hacia la ciudad de Rauco, en donde eran alojados en al menos cuatro albergues especiales en los que se les brinda cama, alimentación y contención psicológica.
La decisión de realizar las evacuaciones obedece a la posibilidad de que además de explosiones se generen gases piroclásticos de alta toxicidad y aludes de barro y lava, teniendo en cuenta que se descubrió una deformación hacia el noreste del cráter activo, es decir hacia el lado argentino.


 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...