Suena el teléfono, atiende un operador, le avisan de una supuesta gresca, da aviso al personal de calle. Los efectivos van al lugar y no hay nada. Se trata de una de las miles de llamadas falsas que recibe el servicio de emergencias 911. De acuerdo a las cifras que manejan desde este sistema, en 2015 de cada 10 llamados, seis fueron en broma. Esta situación genera alarma en la coordinación del sistema de emergencias, porque por cada llamado falso se pierde tiempo y recursos humanos y materiales que podrían ser aprovechados en situaciones reales de conflicto.
De acuerdo a los datos del año pasado, el 911 recibió un total de 1.740.675 llamados, de esas 1.070.587 fueron en bromas. Es decir, un 61,5 por ciento.
Estos números parecen inentendibles, más sabiendo la importancia de este servicio para la gente. El tema es que la puesta en marcha del nuevo Código de Contravenciones apunta a los bromistas y los castigará con una multa por el valor de 200 litros de la nafta más cara, o bien con 20 días de prisión.
Algunos datos
Si uno se pone a analizar los datos de una manera más fina, se debe tener en cuenta que en la ciudad de Salta, el año pasado se hicieron 1.238.917 llamados al 911, de ellos 697.247 fueron por situaciones inexistentes. O sea, el 56% del total.
En 2015 en Orán hubo 290.046 llamados, de estos un 75%, 217.757, fueron falsos. En Tartagal, la cifra apenas fue menor. De 211.712 llamados, unos 155.583 fueron en broma. Esto suma el 73%.
Tomar cartas en el asunto
El Tribunodialogó con Agustín González, quien es el coordinador del 911 de Salta. El funcionario se mostró confiado en que las futuras sanciones puedan hacer bajar la cantidad de llamados por broma.
"Tenemos un sistema de detección de llamadas, sabemos quien nos llama. Antes juntábamos un listados de gente que constantemente llamaba y los íbamos a ver", contó. Ahora aseguró que le pasarán los listados a la Justicia.
En esta línea, afirmó que hay mucha gente que se la pasa llamando al 911 y siempre por una broma. González también contó que en Orán y Tartagal, depende el día y el mes, se llega "al 80% de llamadas falsas y recién ahora estamos bajando un poco".
Las cámaras
En la capital hay un centro de videovigilancia con las 570 cámaras que hay en el centro y los barrios de la ciudad. También aquí se puede ver lo que filman las 100 cámaras de Orán y de Tartagal
Consultado por las demoras en la colocación de la totalidad de las cámaras, Agustín González afirmó: "Claro se debería haber terminado ya de colocar las cámaras, pero esperamos que en 2016 puedan hacerlo".
Una ciudad dividida en 11
Es tanto el flujo de llamadas de pedido de ayuda que recibe el 911 que todo el tiempo se tienen que rever las estrategias para hacer más efectiva la labor.
“Antes el 911 tenía su personal. Había gente que era del sistema y otra que era de las dependencias. Ahora todo el personal policial pertenece a todo”, contó Agustín González, coordinador del sistema.
Haciendo esto se logró bajar el tiempo de respuesta de 25 minutos a 8,5 minutos. Además se dividió la ciudad en 11 zonas para brindar protección a todas.
Una vez que ingresa el llamado al sistema, la primera intervención es con el operador, que es un civil. Esta persona hace dos preguntas clave: qué es lo que pasa y dónde.
El operador deriva el problema a despacho policial, y son ellos los que ubican, vía GPS, el móvil más cercano al lugar del incidente para que se actúe de forma inmediata.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...