Fuentes judiciales informaron que Ernesto Argañaraz, padre de la menor Carina Manuela (17), quien fue estrangulada y cuyo cuerpo fue hallado el jueves pasado en el pasillo de acceso a una vivienda ubicada en la calle Lerma al 600, prestó declaración ayer por la mañana ante la jueza en feria del Juzgado de Instrucción Formal 6, Mónica Faber.

Trascendió que el hombre aportó detalles sumamente importantes para la causa.

“Pienso que mi hija vivió presionada, amenazada quizá por personas que la obligaron a prostituirse. Cayó en manos de alguien. Necesito saber quiénes son. No voy a bajar los brazos hasta encontrar al asesino. Dejo todo en las manos de la Justicia. Yo confío. Tenemos fe en ellos. Pido justicia”, le había dicho Argañaraz a El Tribuno.

El caso

El cuerpo sin vida de la joven Carina Argañaraz, quien sufría problemas de adicción, fue hallado el jueves de la semana pasada, a las 6.45, por una vecina, Elba Villacosta, en el estrecho pasillo de acceso a su vivienda, situada en la calle Lerma al 600, justo frente a la cancha de Juventud Antoniana.

Un médico legal encontró hematomas en el cuello de la menor, propios de un azorramiento, y marcas de uñas en uno de los laterales.

La autopsia determinó que la chica murió por asfixia por sofocación. Su cuerpo también tenía golpes, entre ellos un corte superficial en una de sus cejas.

Hasta el momento no hay detenidos por el homicidio de la joven.

.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...