POR LILIANA ALFARO

Se concretó ayer la “Jornada de Trabajo sobre la Ley de Salud Mental”, en el que se difundieron y debatieron los alcances de la nueva Ley Nº 26.657, que tiende a proteger la integridad mental contemplándola como derechos.
El diputado mandato cumplido Leonardo Gorbacz, y asesor de la Jefatura de Gabinete, fue el impulsor de la ley y encabezó la presentación en un hotel céntrico.


La coordinadora de Salud Mental de la Provincia María Calvó explicó que en torno a la ley recientemente sancionada se organizó el encuentro con la participación de distintos organismos del Estado para ver si desde Jujuy se puede hacer un aporte en la reglamentación de la Ley, además de difundirla.


“La ley está centrada en los derechos de las personas con padecimiento mental”, precisó Calvó respecto a la ley de orden público, por lo que no requiere adhesión y está vigente en todo el país.


Detalló que implica en su articulado una modificación del Código Civil en relación a los juicios de insanía, pautas específicas en relación a las internaciones involuntarias, al rol de los equipos interdisciplinarios, de la Justicia y de los otros ministerios. También supone el cumplimiento de los derechos de las personas con padecimiento mental en cuanto al acceso de la vivienda, la educación, distintos aspectos que hacen al derecho de las personas.


Explicó que la ley implica a todos los actores del Estado, no sólo de salud. Consideró en este sentido que la provincia tiene que adecuarse lentamente a llevar adelante estos cambios en cuanto al sector salud refiere, a centrar la atención en la comunidad, cerca de donde viven las personas, que la internación debe hacerse -en la medida de lo posible- en caso de ser necesario en hospitales generales. Estimó que requiere un cambio gradual, y responsable, con una serie de adecuaciones, disponiendo de las condiciones para que los procesos asistenciales se hagan de acuerdo a los estándares internacionales, a las garantías que necesiten y la accesibilidad de los servicios.


Dijo que supone un cambio gradual porque no se puede permitir que alguien se quede sin la atención que necesita.


El consentimiento informado es una herramienta legal que implica una información por escrito a las personas, que se usa en intervenciones quirúrgicas. Explicó que hay toda una reglamentación para las internaciones voluntarias e involuntarias, que implica el consentimiento informado en el primer caso.


Participaron de la presentación el secretario de Planificación en Políticas y Regulación Sanitaria del Ministerio de Salud Marcelo Bellone, la senadora Liliana Fellner, Verónica Lucena de la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones, junto a la abogada Valeria Vegh Weis y la coordinadora de Salud Mental de la Provincia María Calvó.


Una ley integradora


El impulsor de la ley licenciado Leonardo Gorbacz explicó que la ley promete integrar a todas las personas a la sociedad. “Hay personas que están excluidas por razones económicas, culturales, y otras por razones de salud, y eso pasaba históricamente con personas con algún tipo de enfermedad mental que se las ha discriminado, encerrado, se les han quitado derechos en función de prejuicios y la ley busca revertir eso”, precisó. Explicó que lo hace buscando que la atención en la salud mental sea una atención que respete los derechos humanos que no esté basada en la internación prolongada, en la restricción innecesaria de derechos sino todo lo contrario.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...