El último fin de semana se vivió un nuevo capítulo de la violencia en el fútbol tras la suspensión del clásico rosarino entre Newell´s y Rosario Central por los enfrentamientos entre hinchas leprosos y la policía. Anoche, un nuevo clásico de nuestro fútbol se vio opacado por los violentos. Independiente Rivadavia de Mendoza debía enfrentarse ante su clásico rival, Gimnasia y Esgrima, por los festejos del centenario de la institución mendocina. Sin embargo, el encuentro fue suspendido por los disturbios provocados por los hinchas del Lobo antes del inicio del partido.

Tras los disturbios de los simpatizantes visitantes, la barra de la lepra reaccionó y la policía dispersó a los revoltosos con balas de goma, gases lacrimógenos y gas pimienta.

Luego de algunos minutos, los hinchas de Gimnasia fueron evacuados por los efectivos policiales del estadio de Independiente Rivadavia, pero los jugadores del lobo se negaron a salir a jugar porque el padre de un jugador sufrió un impacto de bala de goma.

Todo esto ocurrió en el marco de lo que se programó como festejo por los 100 años de la Lepra mendocina, que se cumplirán el jueves venidero.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...