Dos policías lograron salvarle la vida a un joven que, en aparente estado de ebriedad, intentó suicidarse. Fueron momentos de mucha tensión, ya que el hombre, de 26 años, se resistió alrescatetras atarse un cable al cuello y colgarse de un árbol.
Cuando estaba realizando esas maniobras, el sargento Oscar Ramis y el cabo Marcelo Monteros llegaron a su casa para verificar un supuesto desorden en el barrio Matadero de San José deMetán, sobre el que recibieron una denuncia telefónica.
Los efectivos, que pertenecen a la divisiónSeguridadUrbana, fueron atendidos por la hermana quien les dijo que el joven llegó a la casa muy ofuscado y ebrio, pero que ya estaba recostado. En ese contexto, la familia no requirió la intervención policial ni permitió que los policías entrevistaran al joven.
"Se recibió un llamado a través del 101, por lo que concurrimos a un domicilio a verificar un supuesto desorden. Al llegar, los vecinos dijeron que se escuchaban gritos y discusiones en esa casa. Luego, una mujer que vive en el lugar nos dijo que no necesitaban la intervención policial", contó aEl Tribunoel cabo Monteros.
Y continuó: "Cuando nos estábamos retirando nos percatamos de que continuaban los gritos dentro de la casa y, en ese momento, una persona salió corriendo pidiendo auxilio. Inmediatamente con el sargento Ramis ingresamos y observamos que un joven intentaba quitarse la vida".
El cuadro era aterrador, el muchacho estaba parado en una silla con un cable en el cuello que había atado a un árbol en el patio.
"En esos segundos el joven se arrojó de la silla, por lo que reaccionamos de inmediato. Mi compañero lo levantó para evitar que se asfixiara y yo lo desaté", dijo Ramis.
Pero no todo terminó allí porque continuaron los momentos de tensión. "La situación se puso complicada porque cuando lo rescatamos el muchacho se tornó agresivo con los familiares y por nuestra presencia", agregó.
Los policías tuvieron que reducirlo para evitar actos violentos, porque podría lastimar a alguien o hacerse daño a él mismo.
"Tratamos de preservar su integridad física y la de sus familiares. Luego fue trasladado al hospital donde recibió asistencia médica. Es importante que hablemos en familia sobre la importancia de valorar la vida y cuidarla", destacó Ramis.
Por su parte, el jefe de la división Seguridad Urbana, Adrián Orella, felicitó a los efectivos por su correcto accionar y los instó a seguir trabajando con las mismas ganas y capacidad por la comunidad metanense.
"Para nosotros es una gran satisfacción que los policía le hayan salvado la vida a un joven, actuando correctamente", dijo Orella. "Nosotros cumplimos con nuestro trabajo, con nuestro deber", cerró Monteros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...