Que los chicos puedan ver a sus ídolos, no está mal. Ahora que sea a cualquier precio, se puede discutir. Entre el sábado y el domingo se llevó a cabo otro gran fracaso deportivo, no por los resultados en sí, sino por la inversión que volvió a hacer el Gobierno provincial una semana antes de las elecciones primarias y obligatorias. Entre los dos días no hubo más de 4 mil personas y el gasto excedió el millón y medio de pesos.

La crítica ya es recurrente, sin embargo, lejos está de ser un mero capricho. Semanas antes del desembarco de las selecciones a Salta (Argentina, Brasil, Uruguay y México) el básquet salteño en su conjunto se había pronunciado en contra de dicho certamen. Hay que entender que los tiempos mandan y los espectáculos deportivos tienen que hacerse porque por más que sean deficitarios, ?los chicos no se olvidan de haber visto a sus ídolos?, señaló el gobernador en la presentación del Súper 4. En ese sentido, por suerte, pudieron ver en acción, menos de media hora, a Luis Scola.

Otro fundamento por el que Salta aceptó hacer el evento tiene que ver con el compromiso que habría desde la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB) para que el año que viene la ?generación dorada? se retire en Salta. Todo bien, pero el gasto está hecho y el básquetbol salteño sigue penando ante la indiferencia de un Estado que dice estar ?ayudando como nunca antes al básquet?. Reasltan también la crisis dirigencial en este deporte, pero la realidad indica que sin aporte oficial ni el mejor dirigente del planeta puede llevar adelante una gestión exitosa.

Desde el Gobierno también supieron justificar la ausencia en el orden nacional y hasta lo compararon con el fútbol, ya que los tres equipos grandes de Salta tampoco juegan en el primer nivel. Sin embargo, no hay comparación que valga. En básquet no se invierte ni el diez por ciento de lo que se invierte en fútbol: más de un millón contra 10 mil pesos todos los meses.

Amor que obnubila

?La idea es que los chicos se enamoren del deporte?, dijo el primer mandatario provincial en el lanzamiento. Estaría bueno que para que los chicos se enamoren del deporte primero se arreglen los clubes de básquet de Salta, muchos no tienen baños, algunos incluso están ?colgados? de algún vecino para tener luz y ninguno tiene piso de parquet. Para el Súper 4 a la Asociación Salteña de Básquetbol (ASB) se le dio entradas para vender más baratas, dejaron entrar a la gente en el primer entrenamiento y el cuerpo técnico de la Selección argentina dio una charla para los entrenadores y profesores del ámbito local. Nada más.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...