Pablo Juárez

El Tribuno Salta

El Grupo GG SRL, que edita el Nuevo Diario de Salta, logró que la Provincia le otorgue certificados de crédito fiscal por un total de $4 millones. Los propietarios del medio impreso tendrán un plazo de diez años para la devolución, ya sea a través de una “contraprestación en dinero o en especie por un monto equivalente” al cedido, así lo establece el acuerdo rubricado entre la empresa y el Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable de la Provincia.

Con una inflación que en los últimos años rondó entre un 20 y un 30%, el Gobierno salteño se comprometió a no aplicar “índices de actualización ni de intereses”. Además, se le concedió al Nuevo Diario un plazo de gracia de cinco años. Esas cláusulas también están plasmadas en el contrato firmado el 27 de diciembre por Néstor Gauna, titular del Grupo GG, y el ministro de Ambiente y Producción, Baltasar Saravia. El martes, a través de la publicación del decreto 581 firmado por el gobernador Juan Manuel Urtubey, la Provincia ratificó el acuerdo para la “construcción de edificio para imprenta”, en la avenida Asunción, sin número. Allí, las obras ya están avanzadas.

Condiciones mínimas

Con el beneficio de $4 millones, en cuanto a incorporación de personal, el Gobierno solo le exige sumar a la planta 17 trabajadores. Entre las descripciones técnicas, el Grupo GG sostiene que la obra “permitirá incrementar al menos un 40% su capacidad instalada”. El porcentaje es el piso que la ley provincial 6025, que promueve la expansión industrial, fija para acceder al beneficio.

El grupo al frente de Néstor Gauna se comprometió a efectuar inversiones por más de $16 millones, sin tener en cuenta el IVA. Para finalizar las obras se le puso un plazo de doce meses a partir de la ejecución en una propiedad de 5.015 metros cuadrados.

En dos etapas

Como el contrato de promoción industrial fue rubricado a fines del año pasado, el Estado provincial estableció una entrega de certificados de créditos fiscales por $2 millones en 2013 y por otros $2 millones a computar en $2014. Si no se completa la transferencia, podrá extenderse a años próximos.

Según el contrato al que accedió El Tribuno, el Grupo GG detalló que la construcción del edificio contempla una planta baja, entrepiso y cuatro pisos. Agregan que allí se instalarán “los talleres de impresión, depósitos, oficinas y áreas administrativas correspondientes a una empresa periodística”. Además, declararon que contará con equipamientos y accesorios.

El uso de los certificados

Los certificados de créditos fiscales son utilizados para pagar los impuestos a las Actividades Económicas, a los Sellos o Inmobiliario Rural. Como ya es una costumbre, varios empresarios los intercambian ante agentes financieros para disponer de liquidez.

En 2004, la ley 7281 modificó parte de la ley 6025 y permitió que “en todos los casos los certificados de crédito fiscal serán endosables, pudiendo en consecuencia ser utilizados por su titular o ser cedidos a terceros”.

El año pasado la adjudicación de beneficios “industriales” generó una polémica. En agosto se supo que el exministro de Ambiente y Producción Sustentable Alfredo De Angelis benefició con certificados de créditos fiscales a Luxem. Los titulares de la compañía, que también recibió un predio en el Parque Industrial, son familiares del exfuncionario provincial.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Cuál es tu opinión sobre el trabajo de los jueces en la Justicia salteña?

óptimo
Bueno
Regular
Malo
Muy malo
Ns/Nc
ver resultados

Importante ahora

cargando...