El papa Francisco convocó ayer a orar por "este momento triste" que atraviesa Brasil, donde acaba de ser destituida por un juicio político la presidente Dilma Rousseff y reemplazada por Michel Temer en un marco de fuerte tensión política y social.

El Pontífice llamó a rezar a la Virgen de Aparecida para que proteja "a todo Brasil y a todo el pueblo brasileño, en este momento triste".

La convocatoria de Francisco se conoció durante la inauguración de una pequeña estatua de bronce de la Aparecida, patrona de Brasil, en los jardines vaticanos.

Dijo que la fuerza de la oración ayudará a que la Virgen proteja a los más pobres, a los descartados, a los ancianos abandonados, a los niños de calle y a las víctimas de todo tipo de explotacion.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...