Es gerente de la cooperativa “Tecnomati.co”, la cual participó de la Semana Nacional del Emprendedor Tecnológico, con una disertación sobre “Uso de herramientas informáticas para la gestión de emprendimientos” en Palpalá.

¿De qué se trató la disertación en la que intervino?

Disertamos sobre las problemáticas que abordamos día a día en nuestra cooperativa y también planteamos lo que nosotros queremos inculcar a diario a nuestros clientes, a los usuarios de tecnología y las personas con quienes interactuamos es el uso del software libre. En esta oportunidad también hablamos sobre cómo emprender desde el cooperativismo, cómo emprender desde el software libre y abordamos además las herramientas con las que nosotros trabajamos en la cooperativa.

¿Qué es el software libre? ¿Cómo se emprende a través de él?

El software libre es una clase de software (soporte lógico de un sistema informático), que respeta la libertad de los usuarios. Una vez que un usuario adquiere un producto, éste puede ser usado, copiado, estudiado, modificado y redistribuido libremente del mismo modo. Nuestra cooperativa de trabajo está compuesta en su mayoría por egresados de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Jujuy, tenemos ingenieros, analistas y alumnos avanzados de las distintas carreras. Y en este ámbito de la facultad se nos inculcaron siempre los beneficios y la importancia del uso del software libre, por los conocimientos y beneficios que vienen de la mano de este tipo de sistema a toda la gente, por lo que nosotros hacemos una suerte de “evangelización” con el software libre para que podemos llegar a todos.

¿En qué se diferencia el software libre de un software comercial?

Antes de hablar del software libre tenemos que tener en cuenta dos conceptos: uno es lo que tiene que ver con la dependencia tecnológica y lo otro es la soberanía digital. En general, somos dependientes tecnológicamente de otros países, nosotros no podemos saber cómo funcionan, qué hacen los dueños de ese software con nosotros, si nos están espiando o saqueando información. En cambio con el software libre paliamos la situación, porque somos nosotros mismos los que desarrollamos el software y eso nos vuelve soberanos tecnológicamente hablando.


¿Cuáles han sido los logros de “tecnomati.co” a partir de esta visión?

Por empezar nosotros somos la primera cooperativa informática de todo el NOA, y ya hemos desarrollado varios sistemas. Actualmente estamos trabajando con el hospital de El Carmen, en lo que es infraestructura de red y también tenemos otros clientes más chicos. Pero lo esencial es que todo el software que desarrollemos nosotros o reutilicemos es liberarlo a la comunidad, es decir, devolver un poco a la comunidad lo que ella nos brindó a través de los repositores de “git” y así seguir aportando a la comunidad. Somos una cooperativa joven, pero queremos seguir trabajando y ser un modelo para aquellas personas que en la provincia recién están animándose a emprender a través de la informática.

¿Cuál es la propuesta a los jóvenes vinculados a la informática que quieren emprender con esta clase de herramientas?

La recomendación no es sólo para gente que conoce a fondo de informática, sino para todas aquellas personas que nos puedan escuchar. Tienen que saber que hay sistemas, hay software y hay alternativas libres que pueden ser iguales o mejores a las que ya conoce la mayoría de la gente, en lo que tiene que ver con sistema operativo y aplicaciones. La mayoría de la gente conoce Windows, pero porque la mayoría de las empresas venden el soporte con este sistema operativo preinstalado, sin darle opción a la persona de elegir. Son muy pocas las empresas que le permiten al usuario final elegir con qué sistema de sistema operativo o aplicaciones quiere trabajar. En esto tiene mucho que ver el Gobierno de cada lugar, que es el que permite que estas compañías hagan usufructo del poder que tienen, y no dejan salir adelante a otros proyectos alternativos.

¿Con la tecnología se puede innovar o emprender en distintos ámbitos?

Si es así, y en esto también hay mucho para elegir sobre lo que es el hardware abierto, es decir, la parte tangible, además del software libre. En el que ningún secreto se esconde, el conocimiento se comparte, el conocimiento le pertenece al mundo no para unas pocas entidades. Si todos tomáramos este enfoque, seguramente estaríamos mucho más adelantados como civilización y nuestra sociedad se enriquecería muchísimo más, en todos los campos, en todas las áreas en las que haya una veta en la que se pueda aplicar tecnología y mejorar la calidad de vida de las personas.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...