La situación de las personas varadas desde el domingo en Ingeniero Maury es complicada, por lo menos lo fue para Antonella y su grupo de amigos, con los que regresaba de un viaje desde Iquique. Denunció que hasta anoche no habían recibido las provisiones y esta mañana, a las 9, decidieron emprender el viaje caminando desde Ingeniero Maury hacia Campo Quijano, en el camino una de las personas que trabaja en el restablecimiento de la ruta, los acercó hasta el destino.
"Llegamos el domingo alrededor de las 1 de la mañana. Nadie nos dijo qué pasaba. Ayer tampoco, gendarmería tuvo muy poca humanidad con las personas que estábamos varadas. Pudimos almorzar con lo poco que quedaba en el pueblo, desabastecimos los quioscos. A la noche no llegó ningún tipo de ayuda, cada uno se organizó para comer lo que pudo. Nosotros comimos gracias a los choferes de la empresa en la que viajábamos. No llegó ningún tipo de ayuda. Esta mañana, la situación continuó igual", detalló Antonella.
En tanto, otro testimonio fue de una lectora que logró comunicarse a través de su marido con El Tribuno para contar: "Solo recibieron agua y una lata de picadillo hasta las 1 de la tarde. No hubo más ayuda que esa", aseguró el lector que estaba preocupado, además, por su cuñada que se encuentra embarazada de cuatro meses.
Antonella, cansada de la incertidumbre, decidió emprender el viaje caminando junto a su grupo de amigos y otras personas más. Diez en total. Caminaron desde Ingeniero Maury hasta veinte kilómetros antes de Quijano, donde una persona los hizo subir a su camioneta y los acercó hasta el destino.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...