En Bolivia "hay exagerada libertad de expresión" y también "algo de corrupción" en los medios, dijo ayer el presidente Evo Morales, en una ceremonia en la casa de Gobierno, donde renovó las licencias a radioemisoras hasta 2019.
"Siento que no solamente tenemos libertad de expresión, sino exagerada libertad de expresión. No estoy acusando a todos y todas, son pocos y pocas, pero muchos quedan mal por culpa de pocos", disparó Morales ante un auditorio de propietarios de radios.
Morales evocó varios casos en los que la prensa publicó informaciones que fueron luego desmentidas, como cuando afirmó que una ministra quedó embarazada de un colega, lo que resultó falso. O que el mandatario se quedó dormido en la catedral de La Paz en 2006, cuando estaba orando.
"Seguramente quieren afectar al Gobierno, pero (...) tienen que entender los periodistas que afectan a la familia de la ministra (...), que tiene su papá, su mamá, toda una red de familia. ¿Cómo hacen daño a la familia con esta clase de mentiras?".
Además, lanzó: "a lo mejor los dueños de los medios de comunicación no se dan cuenta, pero también siento que hay algo de corrupción" en la prensa, comentó. Morales suele decir que algunos medios son, junto a la cúpula de la iglesia católica, los principales opositores a su gobierno.
Según el oficialismo esos medios inflaron la relación sentimental entre el presidente y su expareja Gabriela Zapata, quien aseguró que tenía un hijo de Evo, aunque luego admitió que el niño había muerto.
Luego de la entrega de la renovacíón de las licencias a unas 2 mil radioemisoras, Morales tuiteó: "Recomendé a los medios de comunicación que no mientan, ni dañen la dignidad de las personas, y eviten violar sus propios códigos de ética".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...