En la madrugada de ayer, personal policial perteneciente a la Unidad Regional 1 y de la Brigada de Investigaciones procedió a la detención de Darío Gonzalo Juárez Miranda, luego que fuera detectada su presencia en una vivienda abandonada del barrio San Francisco de Alava de esta ciudad.
La información fue proporcionada a El Tribuno por el subjefe de Policía Alejandro Natalio Ruiz, quien se encontraba acompañado del director de Investigaciones, Pablo Benítez.
Habria cometido un raid delictivo que incluyó secuestro, asalto y abuso sexual a dos jóvenes mujeres
Al advertir la presencia de la Policía, el jujeño Juárez Miranda intentó darse a la fuga escalando una pared lindera con el inmueble donde se encontraba para pasar de esa manera a otra vivienda y poder ganar la calle. Pero la manzana se encontraba rodeada de policías, siendo apresado por los efectivos que participaban del operativo.
Al escaparse, Juárez Miranda cumplía una condena por robo a mano armada, entre otros delitos, en la cárcel federal de Salta.
Cabe recordar que Juárez Miranda, alías "Rulo" o "Gitano" se había escapado el pasado sábado en la ciudad de Salta con la ayuda de unos cómplices, que redujeron a la custodia policial que lo trasladaba, con quienes se trasladó a esta ciudad.
Entre el sábado a la noche y la tarde del lunes habría secuestrado y abusado de dos mujeres, una de ellas presumiblemente extranjera, quienes de acuerdo a lo manifestado por Ruiz, habrían radicado la correspondiente denuncia.
Asimismo se le atribuyó a este delincuente el supuesto tiroteo con un efectivo o bien una comisión que lo habría detectado en Punta Diamante. Consultada la autoridad policial señaló que de este hecho no se tenía conocimiento alguno, aunque no descartó que en algún momento y por razones que se desconocen haya sucedido un situación parecida.
Entre los ilícitos que se le imputan durante su breve paso por la provincia a y Juárez Miranda y "Amarillo", su cómplice, es que habrían amenazado a tres mujeres en inmediaciones de una estación de servicio ubicada en avenida Yrigoyen, una de las cuales pudo darse a la fuga, en tanto las otras dos y bajo amenazas con armas de fuego fueron conducidas hasta un hotel alojamiento del barrio Alto Comedero.
Siempre de acuerdo a versiones recogidas por este matutino después de un par de horas y luego de obligar a las mujeres a consumir alcohol y drogas, los malvivientes se dirigieron a otro hotel por horas, abusando de ellas en forma reiterada.
Las actuaciones judiciales quedaron en manos del fiscal de turno Gustavo Araya, quien esperaba una comisión del Servicio Penitenciario de Güemes para entregar al malviviente para su posterior traslado a esa unidad penal, quedando alojado en dependencias de la Brigada.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...