El 26 de junio de 1993 no fue un día más en el corazón de los jujeños, hinchas o no de Gimnasia. Aquel día, hace exactamente 19 años, el "lobo" vencía a Chacarita Juniors y ascendía al viejo Nacional “B”, dando un salto de jerarquía importante.


El tiempo pasó y, en una gran conjunción de esfuerzos, el progreso queda evidenciado con dos fotos aéreas tomadas prácticamente desde un mismo ángulo. En aquella jornada histórica y ahora durante el partido con River Plate.

El estadio "23 de Agosto" se fue transformado, siendo la remodelación más importante la última cuando se preparó para ser sede de la Copa América el año pasado. Pero de manera simultánea el barrio Luján, que lo alberga, también creció. El impecable acceso sur a la ciudad, el Centro Polivante de Arte y la urbanización en general del sector hacen que hoy el progreso sea palpable. Y más allá del gran esfuerzo dirigencial, la clase política tuvo un papel preponderante en esta historia. Se trata del actual gobernador Eduardo Fellner, el ex mandatorio provincial Walter Barrionuevo, el intendente Raúl "Chuli" Jorge, senadores, diputados y funcionarios en general.


También es cierto que el respaldo y apoyo brindado desde la Asociación del Fútbol Argentino a través de su titular, Julio Grondona, no es un dato menor. Defensor a ultranza del Interior y amigo personal del ingeniero Raúl Ulloa, quien estuvo 24 años al frente del club, Don Julio siempre apostó por Gimnasia. La designación de Jujuy para disputar la Copa América 2011, dejando fuera a Tucumán o Catamarca, certifica que es así.


La gente aportó lo suyo abonando sus entradas o comprando el Bingo Lobo, el ingreso genuino que tiene la entidad; mientras que la mayoría del periodismo acompañó en las buenas y en las malas, con críticas honestas que sirvieron para corregir errores.


Institucionalmente el "lobo" está fortalecido, pero en lo futbolístico se encuentra en crisis. Con apenas B34 PUNTOSP sumados en la temporada que acaba de finalizar y la eliminación de los 54 de la 2009/10, la campaña próxima se presentará muy complicada.


Entonces, será cuestión de pelear por lo conseguido en el ’93 por ese grupo de muchachos con hambre de gloria, que contaron con el respaldo de directivos serios que confiaron en ellos "a morir", al igual que sus simpatizantes.


Obvio que ahora no será fácil ni mucho menos defender ese logro. Habrá mucho que remar, pero nadie se puede achicar frente al desafío. La "conjunción de esfuerzo" para el futuro inmediato debe sustentarse en el armado de un buen plantel (tarea donde los directivos jugarán un rol clave), en el temple de los jugadores que vengan, en la asegurada seriedad del cuerpo técnico encabezado por Mario Gómez y, como siempre, en la pasión de los muchachos del tablón.


Se puede. Por supuesto que se puede. En estos 19 años, con diez temporadas en la máxima categoría que marcó un récord para un club del interior, Gimnasia dio muestras cabales de que se puede.


Hoy es momento de defender aquel ascenso e ir por más. La ilusión se encuentra en marcha.
 

El camino


El "lobo" participó en cuatro ocasiones de los viejos Zonales, siendo la cuarta la vencida para retornar al Nacional B.

En 1990 fue eliminado por Mitre de Santiago en la primera fase. En el primer partido habían igualado 1 a 1 y la revancha en Jujuy también terminó empatada en 0 a 0. Por penales clasificaron los "mistoleros".

El equipo alistaba habitualmente a Walter Manduca; Omar Riquelme, Miguel Bacas, Angel Cerdán, Juan Palmas; Miguel Ibáñez, Sandro López, Carlos Rosas; Jorge Bacas, Enrique Borneman y Luis Raviolo. El DT era Salvador Ragusa. En 1991 quedó fuera en semifinales al caer con Nueva Chicago.

Los titulares eran Walter Manduca; Omar Riquelme, Alfredo Riggio, Sandro López, Omar Palmas; Fabián González, Marcelo Herrera, Carlos Rosas; Manuel Guerrero, Alfredo González y Luis Molina. Marcial Acosta era su entrenador. En 1992 llegó a la final con Gimnasia de Salta, cayendo 4 a 2 en el "23" y empatando 2 a 2 en el "Monumental". La base era Fabio Moreyra; Gerardo Celoria, Juan Torletti, Alfredo Riggio, Juan Palmas; Abel Salvaña, Marcelo Herrera, Alfredo González; Manuel Guerrero, Nocelli y Luis Molina. También alternaron Andrés Bullenttini, Fernando Saluzzo, Fabián González, Mario Lobo y Carlos Rosas. Dirigió Marcial Acosta y luego Humberto Maschio.


En 1993 Gimnasia ganó el Zonal Noroeste en dos partidos vibrantes ante el "funebrero". En Buenos Aires, el conjunto jujeño fue derrotado por 1 a 0 con gol de Rubén Checchia, pero en la revancha se impuso por 3 a 1 en tiempo suplementario. Mario Lobo, Carlos Rosas y el "Ratón" Morelli fueron los autores de los goles, anotando Carlos Leeb para la visita. La formación inicial era Fabio Moreyra; Miguel Ibáñez, Alfredo Riggio, Víctor Jiménez, Daniel Canelo; Alejandro González, Sergio Priseajnuic, Carlos Rosas; Manuel Guerrero, Rubén Morelli y Mario Lobo. También jugaron Luis Asili, Juan Carrió, Luis Lobo, Sandro López, Luis Molina, Hugo Sosa, Fernando Saluzzo y Juan Torletti.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...