TILCARA (Corresponsal). Un hombre que caminaba junto a familiares por las playas del Río Grande, cerca de la junta con el Huasamayo, descubrió la imagen de un Cristo similar a la que había sido sustraída de la iglesia de esta localidad en agosto último y de inmediato dio aviso a la Policía.
Ocurrió ayer cerca de las 16, cuando una familia del lugar paseaba por las playas de los ríos mencionados y entre el agua y la arena divisó la imagen semienterrada. El padre de familia dio aviso a los policías de la Seccional 14º, que se hicieron presentes en el lugar y constataron que se trataba de la imagen que pendía de la cruz del atrio del templo, cuya ausencia fue significativa para la población local, más que por su valor material por su significado religioso y su trascendencia emocional.
Como las actuaciones sumarias quedaron en manos de la División de Robos y Hurtos de la Brigada de Investigaciones de la capital, se dispuso que una comisión partiera desde allá para establecer el hallazgo.
La imagen de bronce había sido robada del patio de la iglesia a principios de agosto último. Se trata de una imagen de aproximadamente ochenta centímetros de altura, que estaba amurada a la cruz con gruesos tornillos, cuyas arandelas quedaron tiradas en el suelo.
La figura de Cristo fue hallada sin las extremidades inferiores y superiores, y ahora se trata de determinar si fue destruida a propósito o fue producto de la erosión de las aguas.
Además se supo que esta tarde, a partir de las 18, la imagen va a ser trasladada a su lugar de origen, que según datos del museo de la Virgen, estuvo allí por lo menos desde hace cincuenta años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...