Los 22 kilómetros de la circunvalación sureste están muy cerca de ser la obra vial más compleja y, tal vez, la más costosa. El presupuesto superará los $300 millones, un 140% por encima del monto que figura en el contrato inicial entre la Provincia y la UTE de las constructoras Medina-Moncho. El justificativo oficial de tal aumento es la inflación y las reformas al proyecto. En otras palabras, la demora -cuyas causas nadie explica- tienen su precio y el Gobierno pone la plata. Pero Salta no sólo pagará caro esta obra sino que la idea de hacer un anillo vial seguro, por fuera de la zona urbana, ahora atraviesa barrios densamente poblados. Otro cambio que resulta incomprensible.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...