Final lamentable. Ayer, a las 7.45, falleció Sara Enrique de Díaz (57), quien fue violentamente atacada por dos motochorros, que aún no fueron identificados, el jueves pasado, a las 20.15, en la zona sureste de esta ciudad.

Cabe recordar que su deceso se produjo tras permanecer dos días internada en terapia intensiva del hospital San Bernardo.

El lamentable hecho ocurrió en el barrio Morosini, según comentó el hijo de la mujer, Oscar Ariel Díaz, a El Tribuno: “Mi madre siempre iba a la liturgia en la iglesia del barrio Casino. Esa noche volvía por la avenida Suecia, entre Checoslovaquia y Dinamarca, cuando unos motochorros le robaron la bandolera que llevaba con una tarjeta de crédito porque quería comprarle un regalo para el cumpleaños de mi hermana y $200, que eran para pagar la luz, además de documentos, boletas y un celular”.

“Los vecinos escucharon ruidos, salieron y vieron a los ladrones en el ciclomotor que le manotearon la bandolera. No sabemos si la garrotearon con algo o le dieron un golpe y ella cayó y golpeó su cabeza contra el cordón. Ella es delgada. La ambulancia jamás vino”, había asegurado, entre lágrimas, su hijo tras el indignante suceso.

“Los testigos -continuó- llamaron a mi hermana mayor y ella fue hasta el lugar. Mi madre no se movía, se quejaba de dolor y no reconocía a nadie. Después llegó mi padre y la llevó al hospital San Bernardo, donde le hicieron una tomografía y le diagnosticaron quebradura de cráneo. Tenía un coágulo adentro. La operaron para extraérselo y descomprimir la presión cerebral”.

Desde ese momento, la mujer debía permanecer 72 horas sedada para esperar una evolución favorable, aunque su cuerpo no resistió y falleció 60 horas después del ataque.

Continúan en la búsqueda

Si bien la denuncia fue radicada en la comisaría 15 del barrio San Remo, tras la muerte de la mujer el personal perteneciente a la Brigada de Investigaciones se hizo cargo del hecho.

Los brigadistas ya se entrevistaron con los testigos y se encuentran tras los pasos de quienes fueron los culpables.

Sin embargo, fuentes oficiales confirmaron que aún no hay sospechosos ni detenidos.

El caso quedó a cargo de la Fiscalía Penal 3, cuyo titular es Facundo Ruiz de los Llanos, quien ordenó realizar la autopsia en la morgue del nosocomio, tras la confirmación del fallecimiento.

“Esta zona está llena de motochorros. Lamentablemente tuvo que morir una inocente vecina para que la Policía se preocupara por nosotros. Estamos rodeados de delincuentes todo el tiempo”, comentó un comerciante y vecino del barrio Morosini apodado Cacho, quien no quiso ser identificado por temor a represalias.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...