Organizaciones de vecinos y entidades civiles de Tilcara junto a la Cámara de Turismo de Jujuy anunciaron una serie de medidas tendientes a procurar mejorar la seguridad y conservación de esa villa veraniega, evitar el excesivo consumo de alcohol, tendiente a lograr un turismo familiar y mejorar la imagen de ese destino.

Así lo explicó Adrián García del Río, presidente de la Cámara de Turismo de Jujuy, quien sostuvo que se han estado reuniendo desde hace varios meses la población de Tilcara representada por la Cámara de Comercio de Tilcara, la Asociación de Turismo de Humahuaca, la Asociación Amigos de Tilcara, Centros Vecinales, Bomberos Voluntarios, parroquias, y la Cámara de Turismo de la provincia. El objetivo es trabajar en torno al Enero Tilcareño y al carnaval, tendiente a lograr un turismo familiar, "un rescate cultural, a la valoración del paisaje, a las características propias de la Quebrada de Humahuaca históricamente", dijo fundamentando la movida.

Anunció que para ello prevén "profundizar los controles" que incluirá los que se realizan en la ruta con Gendarmería, control de alcoholemia, vehicular, abarcando lo referido al tránsito. También se pretende hacer más eficientes las habilitaciones de locales temporarios, e incluso se busca que el municipio ajuste los requisitos para la obtención de los permisos Reba, que permiten la venta de alcohol.
Acompañarán las medidas con otras tendientes a crear conciencia sobre el tema, a través de folletos, donde advertirían sobre los controles en torno al consumo y venta de alcohol, y mensajes que buscan evitar el derroche de agua durante carnaval, instándolos a darle el valor que tiene. Además, se pretende informar sobre el calendario cultural, ya que la intención también apunta a rescatar lo propio, lo auténtico, lo tradicional, el folclore andino.

"La idea es recuperar el destino vendido, apuntando a un turismo familiar, activo, que busque el paisaje y la cultura, el entorno y todas las actividades que desarrollan en esta relación, conviviendo y participando también con el nativo del lugar", precisó García del Río.
En esta sentido aclaró que los vecinos entienden que cantidad de la cantidad de visitantes no se traduce en ganancia, por lo que aspiran a mejorar la calidad, la permanencia y la continuidad de la estadía. Es que aseguran que el flujo masivo de gente que reciben en el mes de enero y en la época de carnaval en toda la Quebrada, entienden que no es positivo porque el exceso de consumo de alcohol, sin mayores controles ni límites que supone para ellos un desborde en los servicios de agua, comida, y hospedaje.

De hecho aclaró que no es que se ocupa a pleno el hospedaje de calidad de Tilcara, con lo cual estima que pese a las 3000 plazas, se traduce en gente que duerme en las plazas, en la calle, en los autos, situaciones indeseables para los vecinos. "El vecino está bastante cansado de todo el flujo de gente que arriba en enero y en carnaval con el solo objetivo de consumir bebidas alcohólicas y tomar la calle como si fuera tierra de nadie", explicó Adrián García del Río..
Otro punto me preocupa y causa molestia, y que se daría a consecuencia de esas prácticas sería la inseguridad, ante la presencia de gente alcoholizada e inclusive, según afirmó, intoxicada con alguna sustancia que los tornarían violentos, que dificultaría no sólo la circulación vehicular sino el tránsito a pie de las familias.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...