Luego de 17 días sin servicio de agua potable, vecinos de El Ceibal, cortaron ayer la ruta nacional 9 a la altura de la intersección con ruta provincial 26 durante toda la mañana hasta el mediodía, abriendo el camino cada diez minutos para el paso de los vehículos.
La medida se levantó luego de que funcionarios de la empresa prestadora del servicio, Agua de los Andes y del Ministerio de Infraestructura y Planificación, acordaran junto a los vecinos una solución "inmediata". La misma consiste en la provisión programada de agua potable con el objetivo de permitir el acopio y de esa manera subsistir durante los días que no tengan servicio.

"Nosotros queremos que nos habiliten el agua de forma inmediata", le decía ayer a El Tribuno de Jujuy Roberto Baspeiro, vecino del lugar, quien agregó: "con conocimiento de causa, que es una cuestión de válvula, tenemos que prever que el agua llegue hasta el último vecino con la presión que corresponde, y luego que ellos (Agua de los Andes) nos llamen para que nos den agua dos veces por semana".
"Queremos que dos días nos den agua para poder usar un termotanque y un lavarropas, que no los usamos desde el 22 de diciembre", destacó, y señaló que "acá hay gente enferma y gente grande. No podemos volver a la época de bañarnos con un tarrito".

Baspeiro señaló que durante los últimos días se presentaron un sinnúmero de notas y se hicieron numerosos llamados en reclamo por la falta del servicio, pero ninguno tuvo una respuesta. "Nadie nos escucha, tuvimos que llegar a esto (cortar la ruta) para que venga el señor (Alfredo) Sosa de Agua de los Andes y (Eduardo) Escobedo del Ministerio de Infraestructura, porque sino nadie hubiera hecho nada", reclamó el vecino, al tiempo que agregó que quisieron arreglar la problemática con un camioncito que "no solucionaba nada".
Si bien El Ceibal sufre cotidianamente de cortes programados, como numerosos barrios de nuestra ciudad, "nunca nos cortaron de manera total como hasta ahora. El 22 de diciembre agarraron y cerraron las válvulas y no dieron más, pasamos todas las fiestas sin agua", denunció.

La solución, por más insólita que parezca, constó en la provisión programada del servicio durante algunas horas, en días a convenir, con vistas de que los usuarios puedan juntar el líquido elemento y subsistir de esa manera.
 

Zona comprometida

Según afirmó el representante de Planeamiento de Agua de los Andes, Alfredo Sosa, la zona de El Ceibal es una terminal de red muy comprometida para la provisión de agua, "porque previo a este lugar hay muchos barrios que incrementaron su consumo, y se remarca la ausencia del servicio".
"Lo que se propone como solución rápida es programar el servicio en un horario determinado en todos los sectores del lugar, lo cual tendrá que ser planificado por la sección Operativa de Agua de los Andes, para conseguirlo y llegar a la provisión en horario", detalló.

Subrayó que la escasez proviene por la falta agua provocada por las constantes lluvias que se producen en nuestra provincia en esta época del año, "la cual se sintió mucho en la distribución, ya que se trata de un recorrido de 22 kilómetros hasta que el agua llega a El Ceibal".
Del mismo modo reiteró el pedido de acopio de agua, en vistas de no sufrir inconvenientes durante los días de corte, y señaló que el lunes se llevará a cabo una reunión entre miembros de Agua de los Andes y de la cartera de Infraestructura provincial para determinar de qué manera se paleará el problema.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...