La devoción por la Virgen de Copacabana movilizó a una multitud de peregrinos que, apoyándose en la fe, ascendió al Santuario de Punta Corral, en donde se formaron filas interminables para llegar hasta el sitial de la sagrada imagen, dentro de la capilla levantada en su honor, justo en el lugar donde se habría producido su aparición, según cuentan los relatos de sus esclavos. Más de 50 mil personas participaron de las honras y del recibimiento que se le hizo en Tumbaya, el Domingo de Ramos, con calles abarrotadas de peregrinos de todas las edades y un clima de profundo respeto.

Haciendo un balance de lo que significó para Tumbaya esta festividad religiosa, el comisionado Hugo Mamaní, se mostró congraciado con los distintos organismos provinciales y nacionales que hicieron su aporte para que la peregrinación se desarrollara sin sobresaltos. También expresó su agradecimiento a los feligreses y devotos de la Virgen de Punta Corral, y a las numerosas bandas de sikuris que tiñeron la festividad de la solemnidad religiosa que caracteriza al norte jujeño.

Si bien destacó como algo positivo que no se hayan presentado complicaciones a nivel sanitario y en cuanto al desplazamiento de la gente desde y hacia el Abra de Punta Corral, el comisionado reconoció que la gran asistencia de público colapso el transporte público y retrasó así el retorno a sus hogares de miles de peregrinos.
En algunos casos, confirmó que la vuelta a casa se extendió hasta las primeras horas de la madrugada del lunes y aclaró que el problema no radicó en una falta de previsión, sino en el aumento considerable del público peregrino respecto a otros años. Refirió que se dispusieron muchas unidades de transporte para cubrir el servicio, más que el año pasado, pero el número alto de personas que hubo en esta oportunidad hizo que tal prestación no fuera la adecuada.

Respecto a los problemas de salud que evidenciaron algunos peregrinos, sostuvo que todas las atenciones se realizaron en Tumbaya. Adujo que esto obedeció, en gran medida, a la buena disposición que se hizo del personal sanitario, que estuvo apoyado por móviles, un puesto de atención de alta complejidad y un hospital de campaña.
No obstante vale recordar que desde el Same se citó el caso de un niño con apendicitis, una embarazada y una persona con problemas renales que fueron derivados.

Cabe mencionar que el ascenso a Punta Corral del grueso de los peregrinos se inició el jueves y que durante las jornadas del viernes, sábado y domingo la presencia de fieles fue cercana a las 70 mil personas. Esto se vio reflejado a lo largo del trayecto que tiene el sendero que une a Tumbaya con el santuario de la Virgen y en la gran cantidad de vehículos de distinto porte estacionados en todo el pueblo y en los lugares destinados para tal fin.
Por último destacó la prudencia con la que actuaron los peregrinos en torno al cuidado del medio ambiente y a la generación de basura. “Indudablemente, hay cosas por mejorar y estamos seguros que aquellos puntos débiles van a ser reforzados el próximo año”.
 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...