Momentos de gran desesperación vivió en la noche del sábado una pareja que, al parecer, había ido a pasar la jornada de esparcimiento en el Dique Los Alisos. Fueron sorprendidos por varios sujetos, uno de ellos portando un arma de fuego, que ingresaron violentamente al auto en que se encontraban los novios. Bajo amenazas, los maniataron y trasladaron a un descampado de Palpalá. 
 
Allí los abandonaron previa sustracción de algunas de sus pertenencias y el estéreo y los neumáticos del vehículo, entre otros elementos.
 
Delitos de este tipo no son ninguna novedad en la zona, donde los malvivientes parecen estar al acecho de forma permanente de alguien que circunstancialmente o por alguna razón se detiene para abordarlos y robarles.
El caso que le sucedió a esta pareja se inició el sábado aproximadamente a las 21, en un sector de Los Alisos, aledaño al dique homónimo, cuando un automóvil Ford Eco Sport se hallaba estacionado y en su interior estaba un hombre de 39 años con su novia, de 34.
 
Aparentemente, según trascendió, se habrían detenido para mantener un momento de intimidad.
Sin imaginar que la inseguridad también “golpea” por esos lares, imprevistamente, unos sujetos aparecieron entre los matorrales.
 
Eran cuatro individuos, uno de ellos portando un arma de fuego, quienes de forma insistente le pidieron que abriera la puerta al atribulado conductor, mientras otro de los sujetos golpeaba con un palo y un cuchillo otra de las ventanas del rodado. 
 
El conductor al verse rodeado, lejos de atinar a arrancar su vehículo, aguardo adentro y al no abrir la puerta los sujetos violentaron una de las puertas. Fácilmente los redujeron y maniataron con un cinto y los llevaron al asiento de atrás haciendoles mantener la mirada hacia abajo. 
 
Luego, encendieron el motor y se dirigieron a la ciudad de Palpala, adentrándose a un descampado del barrio Florida, con la sola intención de perpetrar el robo que tenían planeado, lejos de la vista de transeúntes que pudieran incomodarlos. 
 
Cabe apuntar que durante todo el viaje, uno de los malvivientes hincaba al hombre con un elemento punteagudo.
 
Sin ruedas
 
De esa forma, lo primero que realizaron los delincuentes fue sustraer algunas de las pertenencias de las víctimas (entre ellos billeteras y celulares), y algunos objetos fueron sacados del rodado como el estéreo y los cuatro neumáticos mas el auxilio, tras lo cual los sujetos huyeron con rumbo desconocido.
Antes, los asaltantes se habían asegurado de quitarles algunas prendas de vestir para evitar que puedan perseguirlos.
 
Pudo averiguarse que el hombre y la mujer no habrían sufrido lesiones por parte de los malvivientes y, mas allá de la violencia esgrimida, lamentando la angustiante situación que les toco padecer y los efectos personales que perdieron.
 
Vía telefónica alertaron a la policía sobre lo ocurrido y denunciaron el accionar delictivo de este grupo, sin que hasta el momentos se tenga noticias de ellos. Tomo intervención la Seccional 4, de Cuyaya. 
 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...