Continúan las tareas para controlar el voraz incendió que ingresó al Parque Nacional Calilegua. Por este motivo es que desde el Departamento de Incendios, Comunicaciones y Emergencias de Parques Nacionales junto a la Brigada de Manejo del Fuego de la Provincia se encuentran empeñados en controlar el incendio que hasta el momento calcinó unas 1.800 hectáreas aproximadamente.

Según informaron desde el Parque Nacional Calilegua (PNC) el combate de las llamas se realiza intentando aprovechar las condiciones climáticas favorables de los últimos días, en la zona de Loma del Anta y cuenca del arroyo Zanjón Seco.

Las llamas se habrían originado en las afueras del PNC, en zona periurbana de la localidad de Yuto y luego se propagaron hacia la ruta nacional 34, extendiéndose hasta el sector oeste sobrepasando la calzada “arrasando la Reserva Natural Privada conocida como Corredor Yuto-Sauzalito y campos de producción de la empresa Ledesma y fincas particulares, sumando miles de hectáreas hasta llegar inexorablemente al PN Calilegua”, sostuvo el intendente del PNC Néstor Sucunza.

“En el control del siniestro se trata de asegurar todo el vasto perímetro dentro del sector del PNC, empleando herramientas manuales para la supresión de focos de combustible vegetal aún activos, desde el borde hacia el interior del área afectada, que abarcó aproximadamente 1.800 hectáreas en el interior del PNC (un 2 % del total de la superficie del área natural protegida por Nación)”, dijo.

Para lograr el cometido desde el PNC se desplegó una cuadrilla de guardaparques y brigadistas del Departamento de Incendios, Comunicaciones y Emergencias, en conjunto con personal del Plan Provincial de Manejo del Fuego.

En relación al incendio del arroyo Yuto, otro sector afectado correspondiente al PNC, “se encuentra atenuado y permanece controlado a través de una guardia de cenizas”, explicó Sucunza.

Por último lamentó los daños que se registraron durante la actual temporada de incendios forestales, y apuntó “no hay más selva pedemontana que quemar en la zona del Ramal, uno de los ambientes más vulnerados del ecosistema de las Yungas, a excepción del PNC”.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...