Es fundamental elegir correctamente el chocolate que se utilizará para hacer los Huevos de Pascua. El chocolate correcto es el cobertura, que es la denominación que se la aplica a los chocolates que tienen un mínimo de un 30% de manteca de cacao, lo que hace que se lo pueda templar. Es importante leer las etiquetas para que no lo confundan con los baños de chocolate o con otros que no tienen manteca de cacao sino grasas hidrogenadas, ya que estas grasas tienen un punto de fusión más alto que el de nuestra temperatura corporal, por lo que al comerlos dejan un rastro de grasa en el paladar.

 

* Otro recaudo a tener en cuenta es trabajar en un ambiente adecuado para el chocolate; es decir, cerca de los 20°C y con una humedad del 50%. Además, el lugar debe estar libre de olores.

 

* Los moldes con los que van a trabajar deben estar limpios.

 

* El chocolate debe estar lo más cerca posible de su temperatura de utilización en el momento del moldeado y luego se lo debe dejar cristalizar a 10°C por un tiempo mínimo de 20 minutos.

 

* Para ponerle confites o alguna sorpresa o relleno adentro es recomendable darle al huevo una capa extra de chocolate, para así reforzarlo.

 

* Por último, los huevos pueden prepararse con mucha antelación siempre que se cuente con un ambiente controlado para poder almacenarlos: de 15° a 18°C, seco, bien ventilado, sin olores y al resguardo de la luz solar directa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...