Tres ciudadanos jujeños están detenidos, junto a tres gendarmes, supuestamente involucrados en una causa de supuesta asociación ilícita y lavado de dinero, luego que en el norte de la provincia de Salta se incautaran 966 kilogramos de cocaína.


En la ampliación de la investigación, que lleva adelante el juez federal de Orán, Raúl Reynoso, se detuvo a estos tres jujeños, y también se amplió la investigación a las provincias de Santa Fe, Corrientes y Jujuy para ver si hay conexiones con los gendarmes detenidos.


Cabe señalar que en un primer momento habían sido detenidos sólo estos dos gendarmes y la hermana de uno de ellos, luego que en un control de rutina, realizado en la localidad salteña de Caraparí, efectivos de Gendarmería Nacional detectaran el importante cargamento ilícito.


Según se había informado en ese momento, la droga venía acondicionada en compartimentos dobles, ubicados en las paredes y el techo de una utilitaria, y fue la propia ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré, quien había dado el anuncio sobre el procedimiento.


Fuentes extraoficiales dijeron que el procedimiento se realizó en la citada localidad salteña, sobre la ruta nacional 34, tres kilómetros al sur de la frontera con Bolivia y 470 kilómetros al norte de la capital de la vecina provincia, producto de un control de rutina. Pero con el avance de los días, los investigadores, con la intervención del fiscal José Luis Bruno, habrían conseguido indicios de que los detenidos en primera instancia, al parecer, formaban parte de una banda que estaría diseminada en otras provincias argentinas y también en Bolivia, no descartándose su vinculación con narcopolicías salteños aprehendidos el 25 de mayo, en Güemes, los cuales transportaban 50 kilogramos de clorhidrato de cocaína.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...