Los que no creen en los santos y sus milagros hoy deberían reflexionar y pedirle disculpas a San Judas Tadeo (patrono de las causas imposibles).


Esto lo decimos debido a que durante la mañana de ayer y por segunda vez Jorge Mario “El Gringo” Teyssier comenzó a ser juzgado por el violento crimen de Luis Fernando Chocobar, ocurrido el 7 de junio del 2005 en la ciudad de Ledesma.


Si bien la ironía para algunos estará de más, debemos decir que por el principio legal “non bis in idem”, ninguna persona puede ser juzgada dos veces por el mismo hecho, algo que paradójicamente estaría ocurriendo alrededor de este juicio oral y público.


De todas maneras lo cierto es que durante la mañana y tarde de ayer, varios testigos ventilaron aspectos relacionados al crimen ante el tribunal de la Sala III de la Cámara Penal, integrado por Mario Ramón Puig (presidente en trámite), Roberto Armando Ovando y Laura Nilda Lamas, quienes con buen criterio se trasladaron hasta Libertador General San Martín para celebrar la primera audiencia de este juicio.


El debate se llevó a cabo en el Centro Cultural y Artesanal de Ledesma donde el ministerio público fiscal estuvo a cargo de Jorge Zurueta (habilitado).


En tanto la defensa de Teyssier estuvo a cargo del defensor oficial Isidoro Arzud Cruz, mientras que el patrocinante de la querella adhesiva fue el letrado Joaquín Campos.


Los testigos


Durante el primer turno de esta audiencia, realizado durante la mañana de ayer, se presentaron cinco testigos, quienes nuevamente relataron lo que sabían sobre el fatídico hecho.


Ya por la calurosa tarde, cuando promediaban las 17 de ayer, el tribunal recibió el testimonio de cinco testigos más quienes también ventilaron aspectos importantes alrededor de lo ocurrido en la madrugada de aquel 7 de junio del 2005.


Posterior a esto los jueces decidieron pasar a un cuarto intermedio hasta las 9 de hoy, donde se celebrará, en el mismo y citado lugar, la segunda audiencia de este juicio oral y público con la presencia de más testigos.


El primer juicio


Recordemos que Teyssier, años atrás, había sido juzgado por el tribunal de la Sala II de la Cámara Penal, donde había sido absuelto por el “beneficio de la duda”.


A raíz de esto, debido a las pruebas que existían y existen, el titular del Ministerio Público Fiscal de esa sala, Gustavo Almiron, junto al patrocinante de la querella adhesiva, el letrado Joaquín Campos, avezadamente apelaron el fallo ante el Superior Tribunal de Justicia provincial.


Como consecuencia de esto el máximo tribunal de Jujuy, al observar y merituar el fallo de la Sala II de la Cámara Penal junto a las pruebas que rodearon el sangriento hecho, dictaminó oportunamente que Jorge Mario “El Gringo” Teyssier fuera condenado a “prisión perpetua”.


No conforme con esta decisión la entonces defensora oficial del acusado, la letrada Rosa Elsa Bianco, apeló la decisión del Superior Tribunal jujeño ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.


Luego de varios meses, la Corte Suprema de Justicia confirmó el fallo del Superior Tribunal jujeño, no haciendo lugar al pedido de la defensora oficial, y por esta razón ordenó que Teyssier purgara prisión perpetua.


Debido a eso el expediente regresó a los tribunales jujeños donde pasó a la sala subrogante de la Sala II de la Cámara Penal, es decir al tribunal de la Sala III, quienes debieron merituar el juicio que se había realizado bajo los lineamientos impartidos en el fallo esgrimido por el máximo tribunal.


Luego de esto el citado tribunal de la Sala III decidió realizar un nuevo juicio oral y público contra Teyssier, debido a que para tomar inmediación de la prueba obrada en el expediente, para los jueces, era necesario realizar un segundo debate de los hechos.


 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...