¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20°
16 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Una obra que interpela los sentimientos

La función será el viernes a las 21.30. Hablamos con Agustina Orquera, Pablo Carrizo y Carlos Palacios.
Miércoles, 24 de enero de 2024 01:01

El viernes, a las 21.30, se repone “Josefina de Maimará”, en este caso, por primera vez, en el teatro Mitre (Alvear 1009). “Hay una instancia linda de coherencia, el gran teatro jujeño y una de las representantes de los personajes jujeños; estamos muy contentos de que nos hayan convocado”, expresó Pablo Carrizo, director de la obra.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El viernes, a las 21.30, se repone “Josefina de Maimará”, en este caso, por primera vez, en el teatro Mitre (Alvear 1009). “Hay una instancia linda de coherencia, el gran teatro jujeño y una de las representantes de los personajes jujeños; estamos muy contentos de que nos hayan convocado”, expresó Pablo Carrizo, director de la obra.

JOSEFINA ARAGÓN | ES REPRESENTADA POR COTY GORENA.

 

Esta obra, con el libreto de Rafael Nofal (fallecido en octubre pasa‑ do), protagonizada por Coty Gorena y Agustina Orquera; con Car‑ los Palacios en la asistencia de dirección y Gastón Loto Maire en técnica, tuvo un resonante comienzo, con alrededor de veinte funciones en el teatro El Pasillo. “Tenemos la expectativa de que haya una renovación de público, hay gente acostumbrada a esta sala”, remarcó el director.

AGUSTINA ORQUERA | SE PONE EN LA PIEL DE VARIOS PERSONAJES.

Poniéndole cuerpo y voz a más de un personaje, Orquera asumió un desafío actoral notable en esta obra. “Para mí ‘Josefina’ (en referencia a la obra), tiene una magia que ha acom‑ pañado al proyecto desde sus inicios; creo que eso ha ido creciendo, suce‑ den cosas muy hermosas todo el tiempo, que a mí no dejan de sor‑ prenderme”, relató la actriz. Entre esas cosas que destaca, está la presencia casi permanente de la propia Josefina Aragón, la curado‑ ra, la que sabe de plantas, la coplera, la que escucha mucho y cuenta historias largas. Esa Josefina de sabiduría intrínseca, que aún hoy, muchos no conocen.

“La Jose siempre que pudo estuvo en las obras, hasta tenemos rituales que se fueron generando, como ser el momento en el que entra a la sala, el diálogo con el público al final”, contó Orquera. Al momento de proyectar este documental sobre las tablas, el “pequeño gran equipo” de El Inmigrante (son pocos, pero hacen grandes cosas), se propuso revalorizar la figura, el nombre de Josefina Aragón. “Eso se ha ido cumpliendo; nos piden ‘turnos’ con Josefina, como así también talleres, charlas, se ha generado ese puente con ella; para mí es maravilloso, no esperábamos tanto que eso suceda”, narró la actriz.

El ángel de la sanadora, el aura del equipo de producción o vaya a saber que fuerzas obraron para que todas las funciones de la obra fueran a sala llena. Incluso en la última, que se dio en el marco de la Fiesta Provincial del Teatro, una considerable cantidad de público quedó afuera.

 “Sin dudas tendremos que hacer una especie de adaptación al escenario, que es más grande, desde el punto de vista técnico; a diferencia del Pasillo, no tendremos esa íntima cercanía con el público y ese es el condimento principal de la obra, que cuenta una historia de vida en particular y es lindo estar cerca”, expresó Carrizo.

El director adelantó que, respecto a funciones pasadas, habrá alguna que otra sorpresa, que a beneficio del público, no se transcriben. “Como director, uno ya suelta lo que ha hecho y deja que la obra sea patrimonio de las actrices, quienes están arriba del escenario y es una linda instancia, sobre todo cuando hay confianza en las personas con las que uno trabaja y está todo sostenido por un trabajo serio, de mucho tiempo”, dijo Carrizo en relación a la evolución de la obra. “Creo que Coty ya es Josefina Aragón y el trabajo de Agustina es enorme, haciendo varios personajes que se diferencian unos de otro”, agregó.

A la par, el director destacó la tarea de Carlos Palacios, el asistente de dirección, quien está adentro y afuera de la obra; se ubica detrás de escena tanto como toma contacto con las actrices, eso le permite al director delegar parte de las tareas. “La obra tiene una sensibilidad muy especial, toda la gente que ha ido a verla, al margen de la admiración por Josefina nos dijo ‘pensé en mi abuela’, de las cosas que me enseñaba, de sus palabras, de su picardía. El texto toca fibras internas”, relató Orquera, a lo que Carrizo agregó “resalta la identificación, uno siempre encuentra un alguien propio en ese personaje, y no solo en Josefina, sino en alguno de los que representa Agustina también”.

La metáfora del bien y el mal, el cómo manejarse en la vida, desde la óptica de alguien posee una sabiduría natural y que siempre está para el otro, envuelven la atmósfera de quienes ven la obra. Carlos Palacios recordó a Rafael Nofal, el dramaturgo, “fue su última obra, él dejó de hacer cosas para acompañarnos y estar como amigo, como espectador, como crítico.

En todo momento nos hizo sentir que la dejaba en las buenas manos de un grupo que realmente lo representa”. Finalmente, Pablo Carrizo hizo referencia al programa “Mitre con vos, juntos en verano”, y la posibilidad de generar teatro jujeño en vacaciones, teniendo en cuenta el flujo de público de otros lugares que estarán en la ciudad. “Insistimos en que uno de los objetivos es que la mayor cantidad de gente conozca a Josefina, sus habilidades, sus saberes, sus conocimientos.

El contenido de la obra de alguna forma te interpela; el texto tiene la magia de contar una historia de vida que vincula. Ojalá pueda verla gente de afuera y se dé cuenta de los personajes mágicos que existen en Jujuy y sepan que trabajan con conocimientos ancestrales y que sostienen eso en el tiempo, con una razón de ser”. Las entradas para el viernes, es‑ tán disponibles en las boleterías del teatro o en la plataforma web meinscribo.com

Temas de la nota