¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

14°
19 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Insólito: una mujer se casará con un holograma que entrenó con la personalidad de sus ex parejas

Anteriormente, la artista Alicia Framis había mantenido una singular relación con un maniquí.

Viernes, 23 de febrero de 2024 16:09

Una mujer española se convertirá en la primera mujer que se casará con un holograma. La protagonista de esta singular historia es Alicia Framis, cuyo plan pierde una dosis de excentricidad al enterarnos de que se trata de una presentación artística que ella tituló “pareja híbrida”.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Una mujer española se convertirá en la primera mujer que se casará con un holograma. La protagonista de esta singular historia es Alicia Framis, cuyo plan pierde una dosis de excentricidad al enterarnos de que se trata de una presentación artística que ella tituló “pareja híbrida”.

Como fuere, la movida no deja de ser curiosa. El novio intangible se llama AILex —nótese la referencia a las siglas en inglés de “inteligencia artificial”—, que se materializa con holografía y fue entrenado para actuar con la personalidad de las exparejas de Framis. Además, la boda tendrá características inéditas, incluso para el wedding planner más experimentado. Según contó la mujer, servirán comida para humanos y humanoides.

“Esta unión marcará el comienzo de una nueva y extraña era en las relaciones entre humanos y robots”, señala Business Insider. La iniciativa de Framis se encuadra en un presente en el que los sistemas de inteligencia artificial permiten a las máquinas comportarse, con eficacia creciente, como si fuesen una persona de carne y hueso. En ese contexto, no faltan otros planes alocados: chatbots con IA que emulan relaciones de pareja e incluso sexo con entes artificiales.

El casamiento de Alicia Framis y AILex se celebrará a mediados de este año, en Róterdam, al oeste de Países Bajos. En el sitio oficial de la artista hay una especie de álbum de fotos familiar, con imágenes que muestran a los tortolitos en diferentes escenas cotidianas. Una de las más sugerentes muestra sus manos tomándose, si es que fuese factible que una extremidad tangible abrace a otra etérea.

El carácter artístico de la boda se explicita en el “salón de fiestas” elegido para el evento, que se realizará en el Museo Depot Boijmans Van Beuningen, en la mencionada ciudad europea. Los invitados podrán disfrutar de comida molecular y Framis prometió que también servirán un menú para humanoides. “Es una nueva generación del amor”, comentó la artista nacida en España que, tal como remarca la fuente, sabe de qué se trata el cariño por no humanos: en el pasado, tuvo una relación con un maniquí llamado Pierre.

“Los compañeros de inteligencia artificial y los humanos pueden ser una opción beneficiosa para las personas que necesitan compañía. Este holograma satisfará todas mis necesidades”, dijo en un comunicado. Además, en su sitio web se afirma que las relaciones amorosas con robots y hologramas es un paso inevitable. Sería interesante acudir a la cita, para sentirse dentro de un capítulo de Black Mirror, aunque en el mundo real.

Temas de la nota