¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20°
21 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Por el ajuste, hay 550 obras públicas que siguen frenadas

Muchas de las iniciativas paradas están en menos del 50% de su concreción y su futuro es incierto.

Domingo, 03 de marzo de 2024 09:16

Desde que Javier Milei llegó a la Presidencia hay pocas certezas y muchas dudas sobre el futuro de la obra pública. En campaña prometió llevarla a cero y tras el cierre del Ministerio de Infraestructura es un interrogante qué hará el Gobierno con los proyectos que la gestión de Alberto Fernández dejó inconclusos.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Desde que Javier Milei llegó a la Presidencia hay pocas certezas y muchas dudas sobre el futuro de la obra pública. En campaña prometió llevarla a cero y tras el cierre del Ministerio de Infraestructura es un interrogante qué hará el Gobierno con los proyectos que la gestión de Alberto Fernández dejó inconclusos.

Según documentos oficiales, al 15 de febrero de 2024, hay 550 obras neutralizadas, paralizadas o con observación administrativa (problemas de redeterminación, fuertes retrasos u otros inconvenientes de contrato). Se trata de proyectos en las que se inyectó mucho dinero y que no se sabe si se van a terminar.

El listado de obras es bien diverso: desde Centros de Desarrollo Infantil, hasta plantas depuradoras; desagües o escuelas técnicas. Hay obras hídricas, de transporte o Infraestructura. Las iniciativas paradas se reparten por todo el país. Puede decirse que es un problema compartido ya que si bien el Gobierno de Javier Milei tomó la decisión de no continuar con los proyectos, muchos en realidad ya estaban frenados en la gestión de Alberto Fernández, en especial durante el 2023, cuando la inflación complicó las redeterminaciones de precios.

El cementerio de la obra pública: 550 proyectos “parados” y miles de millones que podrían quedar en la nada

Tras un análisis de los documentos que la Secretaría de Obras Públicas le entregó a este medio a través de un pedido de acceso a la información pública, se comprobó que entre las obras neutralizadas hay algunas que frenaron su marcha allá por 2021, otras lo hicieron en 2022 y finalmente en 2023 buena parte de estos proyectos se frenaron debido a la alta inflación y los problemas con las redeterminaciones de precios.

Si bien en los registros  son 550 las obras neutralizadas o con observaciones administrativas, el número de proyectos que actualmente están frenados es mucho mayor. Es que de los 2300 proyectos que quedaron en ejecución, actualmente se está trabajando en muy pocos. Fuentes de Gobierno reconocen que el nivel de avance actual es mínimo. “Solo se continúa con algunos proyectos que tienen financiamiento internacional pero está todo parado”, dicen. Incluso otra fuente admite que en la documentación formal los proyectos figuran en “ejecución” pero en la práctica en el lugar no hay ni un obrero.

Que la obra pública esté frenada responde a una decisión de Gobierno de Milei pero que cientos de proyectos estén paralizados desde hace meses es responsabilidad de la gestión anterior.

En el entorno del exministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis señalaron que “siempre hay obras neutralizadas” y explicaron que buena parte de estos proyectos parados obedecen a problemas con las empresas. “Las firmas abandonan los proyectos o no pueden cumplir, entonces esa obra se frena. En el 80% de los casos pasa eso, más que nada en 2023 que tuvimos muchos problemas con la inflación”, comentaron.

Producto de la falta de avance en la obra pública, se habla de un total de 50 mil o hasta 60 mil despidos en la construcción. Tras la salida de Guillermo Ferraro del ahora exMinisterio de Infraestructura, hay incertidumbre sobre cómo podría aplicarse el esquema de iniciativa privada que había anunciado el Gobierno en campaña.