Desde hace más de un año la Fundación Narices Frías retira de la calle a perros y gatos abandonados, a quienes luego de brindarle atención veterinaria les consigue una familia y un hogar. Pero la predisposición de los jóvenes que integran el equipo solidario no da abasto a nivel infraestructura.

Pese a la gran cantidad de mascotas entregadas en adopción -estiman unas 300- la Fundación se encuentra con una seria problemática provocada por la falta de espacio. Es que si bien la Canilera de la Municipalidad comparte con ellos sus instalaciones, ésta no alcanza para albergar la gran cantidad de animales abandonados en las calles de esta ciudad, en su mayoría con serios problemas de salud como desnutrición y parásitos.
Por este motivo es que los referentes de la organización Sofía Jakobs, Liliana Alderete y Fernando Capovilla, a través de nuestro medio, solicitaron la cesión de un predio para albergar a la gran cantidad de perros y gatos que están "alojados" de manera transitoria en la Canilera Municipal.

La Canilera, según explicaron, estaría saturada por la gran cantidad de animales que hay, a tal punto que los miembros de la organización se tienen que llevar los perros "rescatados" a sus domicilios particulares, tal como lo hizo Sofía Jakobs (presidenta de la organización) que tiene once perros bajo su cuidado hasta poder conseguirles una nueva "familia que les brinde cariño" y ya no tiene espacio para ninguno más.
"Nos vemos muy limitados por el espacio, porque nos llegan perros de todos lados y no los podemos asistir, porque nosotros también tenemos nuestro trabajo", acusó Liliana Alderete, quien además afirmó que esa situación podría cambiar en el caso de conseguir un espacio físico, ya que los miembros y algunos voluntarios de la Fundación se podrían organizar en turnos para cuidar a las mascotas.

"El otro día abandonaron siete cachorros y la Canilera no es lugar para ellos", afirmaron, y explicaron que durante todo el día hay un guardia que no puede estar encima de ellos y los veterinarios están entre dos y tres horas por día. No es refugio ni hogar de tránsito para cachorros, es un lugar para perros con rabia y mordedores. Por eso es que necesitamos un lugar donde llevar todos los perros que tenemos, porque ya no tenemos espacio", dijo Jakobs.
"Por ahí nos llegan perros como el que tenemos operado de la oreja, que lo fuimos a buscar a la Terminal de ómnibus" y que estaba en condiciones alarmantes, completamente "desnutrido y con gusanos en una de sus orejas, la cual tuvo que ser extirpada y ahora necesita mucha atención", la cual no puede ser brindada en la Canilera.
Por último remarcaron que a pesar de la falta de espacio no iniciaron las tratativas con ninguna institución para conseguir ayuda y explicaron que actualmente la única que la brinda es la Municipalidad a través de la Canilera.
 

Trabajo solidario

La Fundación Narices Frías comenzó a trabajar como tal hace poco más de un año a través de las redes sociales (Facebook y Twitter), pero sus integrantes de manera independiente, denunciaban a través de sus cuentas el abandono y el maltrato animal.
Luego de coincidir en algunas "denuncias" los actuales miembros de la organización empezaron a ayudar a personas que poseían muchos animales con bolsas de alimentos y otros tipos de elementos, según explicó Alderete.

"Marcamos los objetivos que queríamos, a donde queríamos llegar y empezamos a trabajar seriamente a hacer eventos y a manejar el tema de la página", confió.
Hoy son más de seis mil los contactos que posee la Fundación en Facebook, que sigue siendo utilizada para pedir ayuda y colectar alimentos y otros tipos de elementos entre los seguidores, tanto para las mascotas que están en la Canilera y en la casa de sus miembros.
La gente que colabora suele llevar la ayuda a la oficina de una de los integrantes del grupo y de allí los "víveres" son enviados a la Canilera Municipal, donde se encuentran la mayoría de los animales de "tránsito", explicó Jakobs.
 

Adopción de mascotas

Desde el inicio de sus actividades, la Fundación entregó en adopción más de 300 perros sacados de las calles, y solo este año en un solo día se encontraron unos 9 cachorros abandonados en plena peatonal Belgrano.
Generalmente cuando se realizan las ferias de adopción se entregan todos los perros, aunque aclararon que no se los entregan a cualquiera, "sino que se hace un seguimiento de la persona que quiere adoptar a la mascota".
Entre las cuestiones insólitas que se observan durante las ferias de adopción, están los que aprovechan para abandonar sus mascotas. "Los dejan atados a árboles o en lugares cercanos a donde se realiza la feria, y cuando ya no queda nadie nos damos con que hay perros abandonados", dijo Capovilla
Describieron que las personas suelen dejar los cachorritos abandonados en cualquier lugar, pero en las últimas semanas comenzaron a aparecer en la puerta de las veterinarias. Pasó hasta con el propio titular de la Canilera Municipa
Por estos días, Narices Frías utiliza como medio de adopción la Canilera, por lo que los interesados en tener un perro o un gato se pueden dirigir a la misma, en predios del edificio "4 de Junio", de avenida 9 de Julio.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...