El problema de los procesadores móviles tetranucleares es su alto consumo. Hemos visto como Nvidia ha buscado una solución con su sistema 4-PLUS-1, y ahora Samsung plantea otra forma usando una configuración big.little de 8 núcleos. esto significa que se trata más bien de dos conjuntos tetranucleares que no se usan simultáneamente.

La idea de Samsung es usar la arquitectura big.little de ARM, con 4 A15 a 1,8GHz para alto rendimiento por un lado, y por otro 4 A7 a 1,2GHz para el máximo ahorro de energía. Todo ello en un solo SoC de 28nm.

Al parecer tanto Samsung como Qualcomm y Nvidia, empezarán el sistema big.little en sus procesadores el año que viene, pero sería Samsung el primero en ponerlos en el mercado.

De hecho se especula que estos procesadores serán los que realmente lleve el próximo Galaxy S IV, lo que tendría más sentido que un tetranuclear a 2GHz con el que la batería apenas podría durar, aunque también se dice que su verdadero hogar sería el próximo Galaxy Note III.

En sintesis, el futuro apunta a una arquitectura de dos microprocesadores, en el cual se usaria un micro para acciones cotidianas y para juegos o aplicacions que demanden un gran poder, se usaría el otro.

Fuente: Gizmodo 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Tecnología

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...