La compañía de Jim Henson, el creador de los Muppets, decidió romper su contrato con la cadena norteamericana de restaurantes Chick-fil-A porque el dueño hizo declaraciones contra el matrimonio entre personas del mismo sexo.
 
"Somos una empresa familiar, dirigida a las familias y estamos casados con nuestras primeras esposas", fue lo que dijo Dan Cathy -el líder de Chick-fil-A- que también apoyó organizaciones homófobas.
 
Y tras la ruptura entre la cadena de restaurantes y los Muppets, las marionetas fueron el objetivo de un pastor evangélico que criticó su actitud de romper el contrato.
 
En su programa de radio, el pastor norteamericano Kevin Swanson aseguró que la Rana René seguía "la senda de la sodomía" con su "amiguita" la cerdita Peggy y que por eso deberían ser condenados a muerte, según informa el diario Huffington Post.
 
Además, unos de sus colaboradores puso en duda la sexualidad del personaje principal de los Muppets: "René no está tan interesado en la cerdita Peggy, quizá está interesado en otra rana."
 
Desde la compañía del fallecido Jim Henson, le respondieron a Swanson: "Durante más de 50 años, esta compañía ha apoyado la diversidad y la integración y hemos notificado a Chick-fil-A que no deseamos seguir relacionados con ello."
 
Incluso, revelaron que las ganancias de la relación comercial con Chick-fil-A se destinarán a Alianza de Gays y Lesbianas contra la Difamación (GLAAD)
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...